«UTOPÍAS Y REALIDADES», N° 42, Agosto 04 de 2002

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
«UTOPÍAS Y REALIDADES», N° 42, Agosto 04 de 2002. –
Boletín de la FUNDACIÓN TAKIAN CAY de distribución electrónica gratuita
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
Bienvenidos a esta edición del Boletín Gratuito de FUNDACIÓN TAKIAN CAY, que usted recibe por haberse suscrito, porque se lo ha reenviado algún conocido, por una invitación particular o
por error.
Al final de este Boletín encontrará toda la información necesaria para SUSCRIBIRSE, enviar
COLABORACIONES, CRÍTICAS o SUGERENCIAS, o CANCELAR su suscripción.
Los números ya editados están disponibles en http://takiancay.org.ar
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
Más información sobre las actividades de Fundación Takian Cay en: http://takiancay.org.ar –
http://sosteniendoutopias.com.ar. Escuche por Internet en esta página nuestros programas
de radio SOSTENIENDO UTOPÍAS (Sábados de 16 a 18) y FRITURAS DE
MANDIOCA (viernes de 22:30 a 24) – http://ijcv.com/4encuentro Cuarto Encuentro de la
Canción Infantil Latinoamericana y del Caribe. Reseña y próximamente anticipos del 6:
Encontro da Canção Infantil Latino-americana e Caribenha, a realizarse en agosto de 2003
en Belo Horizonte, Minas Gerais, Brasil
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
CÓMO CONTACTARSE CON NOSOTROS
CINCO AÑOS SOSTENIENDO UTOPÍAS
RESUMEN
DISCULPE LA MALA LETRA, de Carlos “Tata” Herrera
QUIERO TODA LA TIERRA MÁS EL 5 POR CIENTO (II), Por Larry Hannigan
MIS PRIMEROS CUARENTA AÑOS, por Julio Monsalvo
NOS ESCRIBEN: Solicitada por Abuela de Plaza de Mayo y otros
NOTICIAS Y DIRECCIONES DE INTERÉS:
Convocatorias
Cursos
Talleres
Eventos – Festivales
Material disponible
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
CÓMO CONTACTARSE CON NOSOTROS

La página de la Fundación, takiancay.org.ar, tiene vínculos al formulario de contactos, a través del cual
puede enviarnos todos sus comentarios.
Asimismo, el programa de radio SOSTENIENDO UTOPÍAS inauguró su propio dominio:
http://sosteniendoutopias.com.ar, donde permanentemente actualizamos las novedades del mismo, y
donde encontrará vínculos a formularios de contactos y al reproductor de Windows Media
mediante el cual puede escuchar nuestras emisiones por Internet, los sábados de 16:00 a
18:00, así como las de Frituras de Mandioca, el excelente programa sobre rock en
Argentina y América Latina que conduce el profesor Lucio Carnicer, los viernes de 22:30 a
24:00, hora argentina.
Invitamos también a compartir este Boletín con personas o entidades de su conocimiento,
redirigiéndolo a sus direcciones de correo, o proporcionándonos su dirección de correo en
el formulario de suscripción:

http://takiancay.org.ar/takiancay/Contenido/infodat.htm

El contenido de este documento refleja la opinión o posición de los firmantes de cada artículo,
comentario o colaboración, no haciéndose responsable la Fundación Takian Cay ni los
editores de este Boletín de tales conceptos, pudiendo, incluso, estar en desacuerdo con
ellos.
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
NO A LA VIOLENCIA – NO A LA VIOLENCIA – NO A LA VIOLENCIA – NO A LA VIOLENCIA
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
CINCO AÑOS SOSTENIENDO UTOPÍAS

En agosto de 1997 comenzaba sus emisiones SOSTENIENDO UTOPÍAS, el programa cultural de
Fundación Takian Cay, que se emite los sábados de 16:00 a 18:00 por el Servicio de Radio
de la Universidad Tecnológica Nacional, Facultad Córdoba, en 94,3MHz, y en diferido por
la FM 88,7 ALPA CORRAL.
Coordinado por Julio Villarroel, cuenta como columnistas a Cocho Pedraza en Música Popular
Argentina de Raíz Folklórica y a Elizabeth Burba en Educación, habiendo organizado en
estos cinco años entrevistas a personalidades destacadas de la cultura, la educación y el
arte, y propiciado la difusión de artistas argentinos y americanos a través de conciertos y
programas en vivo. Transmitió gran cantidad de eventos desde exteriores y documenta
permanentemente las expresiones artísticas y culturales de grandes referentes del país y
otros países de Ibero América.
En el año 2002 formalizó el Ciclo Mensual de Programas en Vivo con acceso libre y gratuito al
público y el concurso de prestigiosos músicos y poetas, desarrollándolo a partir del mes de
mayo todos los segundos sábados de cada mes.
En ocasión de este quinto aniversario la emisión del Ciclo se hará el sábado 10 de agosto a las 16:00
desde la Sala de Convenciones de la Asociación Mutual de Empleados y Funcionarios del
Ministerio de Acción Social, en Entre Ríos 362, Córdoba, con acceso libre y gratuito al
público, con las actuaciones de la Agrupación Coral de Cámara Takian Cay, la visita del
cantante de tangos Caracol, y la presentación del «Homenaje a Yupanqui» con textos y
canciones del poeta y músico, a cargo de Nanzi Tortone y Cocho Pedraza.
Le invitamos a acompañarnos o sintonizarnos por 94,3MHz, si está en la ciudad de Córdoba, o a
sintonizarnos por Internet, en la página del programa http://sosteniendoutopias.com.ar.
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
RESUMEN

De vez en cuando uno se da unos gustos… En este caso nos damos el gusto de ofrecer artículos
imperdibles, festejar dos aniversarios, y como eso nos alegra decidimos enviar esta edición
de “Utopías…” a menos de dos semanas de la anterior, haciendo gala de la irregularidad
que nos distingue en la periodicidad de los envíos.
Los imperdibles son “Disculpe la mala letra”, de Carlos “Tata” Herrera, que pinta el espíritu y las
antinomias que despertaba Eva Duarte en la población argentina durante su vida, y cuyo
recuerdo en el cincuentenario de su muerte ha sido (mal) usado por cuanto político en
campaña ha podido hacerlo días atrás. SU lenguaje pintoresco y gracioso nos exime de
incluir el sector de “chascarrillos”, a la para que nos pinta una dura realidad aún latente en
toda nuestra América Latina: el hambre, la esclavitud disimulada, el analfabetismo y la
explotación.
Otro imperdible es el relato de nuestro prolífico colaborador Julio Monsalvo, médico sanitarista,
contando sus épocas de estudiante y parte de sus experiencias como médico, a cuarenta
años de su graduación.
Continúa el excelente escrito sobre la aparición del dinero, los bancos, y el próximo boletín finalizará
con la aparición de la deuda externa y sus secuelas. Toda relación con hechos de la
realidad “es pura coincidencia”
Además hay cartas de lectores y colaboradores, llamados a la solidaridad cultural, y especialmente una
solicitada sobre la situación de una abuela y madre de desaparecidos durante la dictadura
militar, que ha sido querellada por un personaje amigo de los asesinos y torturadores de esa
época, al punto que como testigo a su favor pone Luciano Benjamín Menéndez, titular del
Tercer Cuerpo de Ejército durante esa época y responsable de innumerables asesinatos,
torturas y desapariciones, indultado antes de su condena por el gobierno de Menem.
Adherimos especialmente a la causa de las Abuelas de Plaza de Mayo y su lucha permanente por la
restitución de sus nietos secuestrados y la restitución de su identidad.
Enlo que hace al programa de radio SOSTENIENDO UTOPÍAS, en ocasión de cumplir cinco años de
emisiones, aunamos esta circunstancia en el Ciclo Mensual de Programas en Vivo, con el
recuerdo de la primera actuación de la Agrupación Coral de Cámara TAKIAN CAY, que
ocurrió hace once años un 10 de agosto.
¡Ah!, y damos la bienvenida a los nuevos suscriptores: María Jesús Hunicken, de Córdoba, Gustavo
Burgos Castillo, de Santa Cruz, y Alejandro Peralta de Buenos Aires.
Ojalá disfruten este boletín. Hasta la próxima
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
DISCULPE LA MALA LETRA
De Carlos “Tata” Herrera

-Escribameló Don Felie, una cartita pa la Señora.
-¿A qué señora, che?
– Pa Evita, patrón. Ella ya le mandó la máquina de coser a la Rubia Navarro, que ni sé pa’que la pidió
esa ciega de miescha, patrón, -de voracera nomás- porque aquí es de las pocas que sabe
escrebir.
-¿Cómo hace para escribir siendo ciega? -Responde Don Félix Páez Orduño, oculta la socarronería de
su mirada tras las lentes de sus anteojos, y agrega:
-¡Serán desagradecidas ustedes… si les habrá escrito cartas la Rubia!
-Mire Don Felie: Por esta cruz le juro que yo jamás la jodí a la Rubia mingándole (l) nada. Ni un
mensajito. ¿A quién carajo le escrebiría yo, que soy sola pero cargada d’hijos, como buena
pobre que soy? Agora los pobres tenimos a quien escrebirle: A la Señora. A nuestra Evita.

-Don Félix contiene un gesto de rechazo, sonríe, y comenta:
-Según veo Vicha, (2) lo que te hace falta es un marido. Alguien que te ayude a criar los hijos.
-¡Ay, Don Felie, qu’es bromisto!
-No seás sonsa. ¿Quién te dice si no te mandan de Buenos Aires un solterón aburrido, con plata, y
hasta con auto, para sacarte a pasear?
-Ay, Don Felie, dejesé de macaniar. ¿Quién se fijaría en una pobre y hijuda?
-Yo que vos, pedir por pedir, pido mucho.
-No, Don Felie. Yo le pediré nada más que la maquinita de coser, p’hacerle la ropita pa mis guaguas…
y alguna telita que le sobre. Despues, una vez que aprenda, ¿quién le dice que no me salga
una changa de costura pa’juera?
-Mirá Vicha. Sabete que yo, ni aunque pudiera escribir con una caña de cinco metros, no escribiría a tu
señora ni a su dicho marido, por no enmierdarme.
-Es el miedo que yo tenía… -comenta la campesina en un suspiro, y agrega:
-¿Cómo iba a entender usté, la esperanza que Ella, que el General nos trujeron?

-Se hace un silencio largo, y al fin la Vicha prosigue:
-Usté y yo somos de una edar. (3) Yo mi’acuerdo qu’el primero que me pordelantió, (4) jue el niño
Demeterio, su ñaña. (5) Era pa los años qu’el patrón viejo, su tata, lo mandaba a estudear a
usté pa dotor.
-Mirá Vicha, si no estás conforme, ya mismo podés ir dejando el rancho que a vos, como a tanto otro
vago les facilito gratis. Pedile a ésa, o su dicho marido, que te pongan un chalé.
-Bueno, Don Felie. Yo no quiero que usté piense que soy malagradecida de usté, y menos de su
Señora, la Señora Mercedes. ¡De ande! Con decirle que nos pasamos espiando la vialidar,
(6) pa ver cuando la Señora güelve, porque sabimos lo buena que es: Que nos trae alguna
ropita que los niños han dejao de usar… que nos minga esto, que nos minga aquello… que
Vicha vení a amasar, que Vicha juntá las pasas de esa fila de higueritas…
-Pedile a la Eva que te dé trabajo.
-Ay, patrón, nu’es el caso. La Señora no puede atender las necesidares de todos los pobres. Pero con
Ella, tenimos una esperanza; una esperanza más.
-Y van a llenar la panza de esperanzas.
-La Vicha lo contempla entristecida. Carga el pesado atado de pasto que traía, y se despide:
-Bueno Don Felie, disculpe que haiga venido a amolestarlo. Qué ocurrencia la mía, ¿no?, pretender
que usté me le escriba a Evita.
-El patrón la ve partir diminuta como hormiga con su carga, y piensa:»¿Será cierto que el Demeterio
sea el tata del primogénito de la Vicha? En verdad, el chango en nada se parece a nuestras
familias.»

Tiempo después, contempla Don Félix a la Vicha que regresa de la juntada de pasas de higo con varios
de sus hijos a la zaga. Sonríe al ver los vientres prominentes de los niños, hinchazón que
atribuye a los atracones de higos que se sirven. Sin una motivación cierta, acaso porque
uno de los niños de la Vicha luce una sucia cabellera clara, cabellera que le trae en
memoria la de un hijito suyo recientemente perdido, llama a la Vicha ablandado.

-Vicha, vení. Un día de estos aparecé, así le escribimos a esa tía.
-No patrón, no era pa ninguna tía. Era para Evita.
-¡A esa tía refiero! -Responde Don Félix entre risas.

La Vicha se vistió de fiesta, es decir de limpio y almidonado, para «escribir» a la Señora. Don Félix
termina de tomar con parsimonia su matecocido, y va en búsqueda de elementos para
escribir. Regresa con el aire solemne que suele adoptar cuando escritas cosas trata.

-Mirá che. Yo no quiero saber un carajo con tu Eva; escribiré lo que vos me digás, tal cual.
-Como su interlocutora parece no entender, agrega:
-Te quiero decir que no voy a escribir como es mi costumbre, si no que pondré lo que vos me digás,
como me lo digás.
-La Vicha pone los ojos en blanco, y arranca: «Querida Compañera Evita…»
-¡Qué querida compañera ni una mierda! -Estalla sintiéndose ridículo, pero la Vicha, sacando fuerzas
de flaqueza, reacciona:
-Perdón, Don Felie. ¿No me ha dicho que iba a ser como si yo mismamente hablara con la Señora?
-Es cierto; pero que ni las paredes se anoticien de que yo, ¡justamente yo!, escribo a esa tía.

Capayán, Pcia. de Catamarca, Abril l5 de l949.-

Querida compañera Evita: Cuando pasó en tren por aquí, por Capayán, no pude ni verla siquiera,
porque andaba con una guagua en brazos y otras pegadas de la falda. Entonces no me
animé a meterme entre la gente. Pero oiga: La levanté bien alto a mi shulquita (7) que se
llama Evita Dominga, -usté se imagina porque- y capaz que ella, la inocente, la miró a usté,
y capaz que usté me la bendijo con sus ojos. Pa qué vuá contarle que con tanto estorbo, no
pude capujar nada de los lindos regalitos que usté y otros comedidos los tiraban, aunque mi
changuito, el Mario, agarró un paquetito con zapatillas, todas muy grandes, Señora, pero a
la final el turco Amado me las cambeó por alpargatitas pa casi todos.

-Don Félix levanta la vista de su fina caligrafía, y sonriendo la interrumpe:
-Dale, Vicha. Comenzá con los pechazos. No creo que a la tía le interesen las patas de tus changos.
-De no, patrón, ¿pa qué los tiraría zapatillas? – Prosigue segura:

Bueno, como le decía, esta carta me la escribe… -corrige en el acto el pensamiento infidente- un señor
muy bueno, porque yo soy inalfabeta, en fin. Como yo soy sola en la cría de mis seis hijos,
es que me animo a joderla pidiendolé una ayudita, algo que se me ocurre que usté,
conociéndome ya, lo pobraza que soy, no me va’negar; además, y esto no es pa malquistar
a naides, li’aviso que aquí reciben su santa ayuda, muchas veces, los que menos necesitan,
como los hijos del diretor de la escuela, como la cáfila d’ hijos del jefe del correo, que de la
zapatilla al gorrito andan la pura Flor de Ceibo (8), y los pobres, culito al campo como
siempre, le decía mi santa, que me vendría a pedir de cuerpo una maquinita de coser pa
poderle coser la ropa pa mis hijos, pero.. ¿qué comino voy a hacer con la pura maquinita, si
usté no me manda tamien unas telitas, que sean de lo más juertes? Usté no se imagina lo
rompedores de ropa que son.

-La Vicha está arrebolada tras el parrafazo. Don Félix aprovecha la pausa para masajearse las manos.
La Vicha lo sorprende prosiguiendo:

Termino besandolé las manos, porque si algo no tengo, es ser malagradecida, de nó, preguntelé a mis
patroncitos, y ya le digo adiós, contandolé que en mi rancho, como en todos los ranchos, le
alumbramos unas velitas a su retrato, por más que el señor cura, que debe ser medio
masón, los dice que las velas son pa Tata Dios y los santos. Le digo que cuando reciba la
máquina y las otras macanitas que le pido, le escrebiré dandolé las gracias, las muchas
gracias, y que Dios me la bendiga a Usté y al Condutor.

-Se le acaba el rollo, y se siente de nuevo intimidada por el patrón. Fija sus ojos en la caligrafía
novecentista de Don Félix. Tiembla, al pensar de repente, que esto puede ser una cruel
broma del patrón, otra ilusión que se escapa. Don Félix bosteza y le dice:

-Ya terminaste el besamanos. ¿Querés decirle algo más?
-La mujer traga saliva. Piensa que de lo que ahora diga, pende el éxito de esta empresa. Le acude una
fórmula que alguna vez escuchó, y que se le antoja salvadora.
-Y bueno, Don Felie. Pongalé «que me disculpe la mala letra».
-Entre carcajadas, el patrón escribe al pie:

Muy respetuosos y devotos saludos de
Victoria Romero
Estafeta Capayán – Provincia de Catamarca

Don Félix llena el sobre que la Vicha recibe con manos temblorosas y guarda de inmediato en su seno.
Se retira tan conmovida, que no atina saludar, ni dar las gracias. De pronto gira, regresa
con desenfado, y casi grita, recuperado su campesino son:

-¿No tenería, Don Felie, una de esas estampillitas, pa pegar?.-

Notas:
(1) “mingándole”: Encomendándole, encargándole.
(2) “Vicha”: Diminutivo de Victoria.
(3) “de una edar”: De la misma edad.
(4) “pordelantió”: Violentó, poseyó por la fuerza.
(5) “ñaña”: Hermano/a.
(6) “vialidar”: El camino principal. El que mantiene Vialidad.
(7) “schulquita”: La menor, la benjamina.
(8) “Flor de Ceibo”: Marca de productos de la Fundación Social Eva Perón.

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
QUIERO TODA LA TIERRA MÁS EL 5 POR CIENTO (II), Por Larry Hannigan (resumen)
(Continuación)

Depósitos bancarios

Él pensó: «aquí estoy en la posesión de todo este oro y sigo teniendo que trabajar duro como artesano.
No tiene sentido. Hay docenas de personas que estarían contentas de pagarme el interés por
el uso de este oro, que esta depositado aquí y que sus dueños raramente reclaman.

Préstamos

«Es verdad, el oro no es mío – pero está en mi posesión, que es todo lo que importa. Ya no necesito
hacer más monedas para prestar, puedo utilizar algunas de las monedas almacenadas en la
caja fuerte». Un día, un préstamo muy grande fue solicitado. Fabian sugirió, «en vez de
llevar todas estas monedas podemos hacer un depósito en su nombre, y entonces le daré
varios recibos al valor de las monedas». El prestatario convino, y se fué con un manojo de
recibos. Él había obtenido un préstamo, sin embargo el oro permanecía en la caja fuerte de
Fabian. Después de que el cliente se fuera, Fabian sonrió. Podía tener la torta y encima
comerla también. Él podría «prestar» el oro y todavía mantenerlo en su posesión.
Los amigos, los extranjeros e incluso los enemigos necesitaron fondos para realizar sus negocios – y
siempre y cuando podían asegurar la devolución, podían pedir prestado tanto como
necesitaran. Simplemente escribiendo recibos Fabian podía «prestar» tanto dinero como
varias veces el valor del oro en su caja fuerte, y él ni siquiera era el dueño del dinero en
ella.
Todo era seguro siempre y cuando los dueños verdaderos no pidieran su oro y la confianza de la gente
fuera mantenida.

Asientos contables

Él mantenía un libro mostrando los debitos y los créditos de cada persona. De hecho, el negocio de
préstamos demostraba ser muy lucrativo. Su posición social en la comunidad aumentaba
casi tan rápidamente como su riqueza. Él se estaba convirtiendo en un hombre de
importancia, él requería respeto. En materias de finanzas, su palabra era como una
declaración sagrada.

Sistema bancario

Los orfebres de otras ciudades se hicieron curiosos sobre sus actividades y un día lo llamaron para
verlo. Él les dijo que era lo que hacía, pero tuvo mucho cuidado en remarcar la necesidad
de mantener el secreto. Si su plan fuera expuesto, el esquema fallaría, así que acordaron
formar su propia alianza secreta.
Cada uno volvió a su propia ciudad y comenzó a operar como Fabian les había enseñado.

Cheques

La gente ahora aceptaba los recibos como algo tan bueno como el oro en sí mismo, y muchos recibos
fueron depositados para mantenerlos seguros de la misma manera que las monedas.
Cuando un comerciante deseaba pagar a otro mercancías, él escribía simplemente una nota
corta dirigida a Fabian en la que le mandaba transferir el dinero de su cuenta a la del
segundo comerciante. Le tomaba a Fabian solamente algunos minutos para ajustar los
números en el libro. Este nuevo sistema llegó a ser muy popular, y las notas con la
instrucción de transferencia fueron llamadas «cheques».

Billetes

Tarde una noche, los orfebres tuvieron otra reunión secreta y Fabian les reveló un nuevo plan.
Convocaron el día siguiente una reunión con todos los gobernadores, y Fabian comenzó.
«los recibos que nosotros emitimos han llegado a ser muy populares. Sin duda, la mayoría
de usted los gobernadores los está utilizando y los encuentran muy convenientes». Los
gobernadores asientieron. Estaban de acuerdo, pero se preguntaban cuál era el problema.
«bien», continuó Fabian, «algunos recibos está siendo copiados por falsificadores. Esta
práctica se debe parar». Los gobernadores se alarmaron. «¿qué podemos hacer?»
preguntaron.
Fabian contestó, » mi sugerencia es: primero que todo, hagamos que sea el trabajo del gobierno el
imprimir nuevas notas en un papel especial con diseños muy intrincados, y entonces cada
nota se firmará por el principal gobernador. Las notas las llamaremos «billetes». Los
orfebres estaremos felices de pagar los costos de la impresión, pues nos ahorrará mucho
del tiempo que pasamos escribiendo nuestros recibos».
Los gobernadores razonaron, «bien, es nuestro trabajo proteger a la gente contra falsificadores y su
consejo parece ciertamente una buena idea.» Acordaron entonces imprimir los «billetes».
La idea sonaba bien, y sin pensarlo mucho, imprimieron una gran cantidad de nuevos y flamantes
biletes. Cada billete tenía un valor impreso sobre el – $1, $2, $5, $10 etc. Los pequeños
costos de impresión fueron pagados por los orfebres.
Los billetes eran mucho mas fáciles de transportar y rápidamente fueron aceptados por la gente. A
pesar de su popularidad, estos billetes eran usados sólo para el 10% de las transacciones.
Los registros mostraban que el sistema de cheques era usado para el 90% de todos los
negocios.

Reservas en oro

«En segundo lugar», dijo Fabian, «algunas personas han hecho excavaciones y están haciendo sus
propias monedas de oro. Sugiero que emitan una LEY, para que cualquier persona que
encuentre pepitas de oro deba entregarlas. Por supuesto, será pagado con billetes y
monedas».

Ahorro

La siguiente etapa del plan comenzó. Hasta ahora, La gente le estaba pagando a Fabian por guardar su
dinero. Para atraer mas dinero a la caja fuerte, Fabian se ofreció a pagar a los depositantes
un 3% de interés sobre los depósitos.
La mayoría de la gente creía que él estaba prestando ese dinero a los deudores al 5%, y su ganancia era
el 2% de diferencia. Además, la gente no le preguntó mucho, ya que obtener el 3% era
mucho mejor que estar pagando para depositar el dinero en lugar seguro.
La cantidad de ahorros creció, y con el dinero adicional en las bóvedas, Fabian podía prestar $200,
$300, $400 hasta $900 por cada $100 en billetes y monedas que mantenía en depósito. Él
debía ser cuidadoso de no exceder este factor de 9 a 1, ya que una persona de cada diez, le
requería retirar el depósito para usar su dinero. Si no había suficiente dinero disponible
cuando alguien se lo requería, la gente hubiera comenzado a sospechar, ya que las libretas
de depósito mostraban exactamente cuanto habían depositado.
Mas allá de esto, sobre los $900 en asientos contables que Fabian había prestado escribiendo cheques
él mismo, podía demandar hasta $45 de interés, (45=5% de 900). Cuando el préstamo más
los intereses eran devueltos ($945), los $900 se cancelaban en la columna de debitos y
Fabian se guardaba los $45 de interés. Por lo tanto, él estaba mas que contento de pagar $3
de interés sobre los $100 depositados originalmente, los cuales nunca habían salido de la
bóveda. Esto significaba, que por cada $100 que mantenía en depósito, era posible obtener
un 42% de ganancia, mientras la mayoría de la gente pensaba que el sólo ganaba el 2%.
Los otros orfebres estaban haciendo la misma cosa. Creaban dinero en el aire, sólo
firmando un cheque, lo prestaban y encima le cargaban interés.

Crédito

Es cierto, ellos no estaba haciendo billetes, el Gobierno imprimía los billetes y se los entregaba a los
orfebres para distribuir. El único gasto de Fabian era el pequeño costo de impresión. Sin
embargo, ellos estaban creado dinero de «crédito», que salía de la nada y le cargaban
intereses encima. La mayoría de la gente creía que la provisión de dinero era una operación
del Gobierno. También creían que Fabian estaba prestando el dinero que alguien mas había
depositado, pero había algo extraño: ningún depósito decrecía cuando Fabian entregaba un
préstamo. Si todos hubieran tratado de retirar sus depósitos al mismo tiempo, el fraude
hubiera sido descubierto.

Emisión

No había problemas si alguien pedía un préstamo en monedas o billetes. Fabian simplemente le
explicaba al Gobierno que el incremento de la población y de la producción requería mas
billetes, y los obtenía a cambio del pequeño costo de impresión.

Algo está mal

Un día, un hombre que solía pensar mucho fue a ver a Fabían. «Esta carga del interés está mal», le dijo.
«Por cada $100 que usted presta, está pidiendo $105 en devolución. Los $5 extra no
pueden ser pagados nunca ya que no existen. Muchos granjeros producen comida, muchos
industriales producen bienes, y así hacen todos los demás, pero sólo usted produce dinero.

Poder adquisitivo

«Suponga que existimos sólo dos empresarios en todo el país, y que nosotros empleamos al resto de la
población. Le pedimos prestado $100 cada uno, pagamos $90 en salarios y gastos y nos
quedamos con $10 de ganancia (nuestro salario). Eso significa que el poder adquisitivo
total, de toda la población, es $90 + $10 multiplicado por dos, esto es $200.
Pero, para pagarle a usted, nosotros debemos vender toda nuestra producción por $210. Si uno de
nosotros tiene éxito y vende todo lo que produce por $105, el otro hombre sólo puede
esperar obtener $95. (si el poder adquisitivo total es $205, y uno de los empresarios vende
$105, solo quedan $95 en manos de la gente para comprarle al otro empresario).
Además, parte de los bienes no pueden ser vendidos, ya que no quedaría más dinero en manos de los
consumidores para comprarlos.
Vendiendo por $95, el segundo empresario todavía le debería a usted $10 y sólo podrá pagarle
pidiendo más prestado. Este sistema es imposible».

El hombre continuó, «Seguramente usted debería emitir $105, esto es 100 para mi y 5 para que gaste
usted. De esta manera habría $105 en circulación, y la deuda puede ser pagada».

Gurú financiero

Fabian escuchó en silencio y finalmente dijo, «La Economía Financiera es un tema muy profundo,
amigo, toma años de estudio. Déjeme a mí preocuparme por estos asuntos, y usted
preocúpese por los suyos. Usted debe volverse más eficiente, incremente su producción,
baje sus gastos y conviértase en un mejor empresario. Siempre estaré dispuesto a ayudarlo
en esos asuntos».
El hombre se fue sin estar convencido. Había algo mal con las operaciones de Fabian, y el sentía que
su pregunta había sido contestada con evasivas. Sin embargo, la mayoría de la gente
respetaba la palabra de Fabian – «Él es el experto, los otros deben estar equivocados. Miren
como se desarrolló el país, cómo se incrementó nuestra producción – mejor dejemos que él
maneje estos temas».

Continuará. No se pierda esta apasionante historia que aunque larga es interesantísima.
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
MIS PRIMEROS CUARENTA AÑOS, por Julio Monsalvo

Hoy, 31 de julio de 2002, celebro «mis primeros cuarenta años»… ¡40 años de médico!
Es algo así como «hacer arqueología»… el 31 de julio de 1962 rendía en la Facultad de Ciencias
Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba, la última de lo que por aquel entonces se
llamaban «materias»: Clínica Quirúrgica. El tribunal lo presidía el Dr. Julio César Loto.
Con gruesos pincelazos, comparto paisajes que dejaron en mi ser interior algunas de aquellas vivencias
vivenciadas alrededor de esa fecha y que hoy las re-vivencio.

* Era «jovencito» estudiante de medicina y empleado en una fábrica (en aquellos tiempos había
fábricas…)
Era uno más entre los 5500 obreros que trabajábamos desde las 7 de la mañana hasta las dos de la tarde
en esa fábrica que producía aviones, carros (automóviles se los llama en Argentina),
motocicletas, tractores, paracaídas, herramientas e instrumentos (siete fábricas en una y era
propiedad del Estado!)
Un día de un invierno muy crudo. recuerdo que llegó a nevar en esa ciudad «mediterránea» de Córdoba
(lo cual rara vez ha ocurrido), «caí enfermo», fiebre, tos, decaimiento general.
Consulté con quien era mi jefe de trabajos prácticos en «Patología Médica», el Dr. Emilio Kuschnir.
Me examinó, me dio medicamentos y me ordenó estar en cama.
Ante mi sorpresa me visita al día siguiente a la humilde casa que alquilaba en un barrio estando «recién
casado». Y al día siguiente otra vez su visita. Al tercer día me visita nuevamente y yo
sintiéndome mejor le expreso con timidez «por favor, no se moleste más».
Emilio parado al pie de mi cama, me mira a los ojos y me dice:
“Monsalvo, recuérdelo por vida: Ud. va a ser médico y si asume la responsabilidad de atender a una
persona enferma, debe acompañarlo hasta el final del proceso.”
Y así Emilio fue todos los días, por una semana completa hasta que «me dio el alta» y me autorizó
volver al trabajo.

* Tengo ante mi mesa un pequeño librito. Se titula «Código de Ética»
En su primera página se halla una nota: «Aprobado por la Confederación Médica de la República
Argentina en el año 1953».
En la página siguiente, se destaca con gruesos trazos de tinta negra: «Sr. Julio Monsalvo», hay un sello
de la Cátedra de «Medicina Legal» y la firma de su titular el Profesor Miguel Emilio
Mercado y de sus dos adjuntos (no recuerdo en este momento sus nombres) Una fecha:
marzo 23 de 1962, el día que «aprobé» dicha materia. El Profesor Mercado regalaba el
Código de Ética a cada estudiante cuando aprobaba el examen final.
Su firma está al pie de la siguiente leyenda:
«Colega: que no falte este libro en tus manos cuando se intente comprometer la dignidad de tu estado
de médico»
Se inicia con la transcripción del «Juramento Hipocrático» y luego le sigue la «Fórmula de Ginebra»
(aprobada en la 2da.Asamblea General de la Asociación Médica en 1948) en uno de cuyos
párrafos expresa:
«Aun bajo amenazas no admitiré utilizar mis conocimientos médicos contra las leyes de la humanidad»
Estas mismas palabras forman parte del artículo 1º.
Me pregunto cuántos médicos y médicas y otros profesionales de la salud habrán recordado este
Código cuando participaban «asesorando» a los torturadores en Argentina y en toda
América Latina
¿Cuántos lo tienen en cuenta trabajando para organizaciones industriales y militares con experimentos
que son contra la vida: bombas bacteriológicas, manipulación genética, y tantas otras que
no tiene como fin el bienestar de la Humanidad?

* Había una serie de «materias» que se cursaban en contacto directo con personas
enfermas:»Semiología», las «Patologías» y las «Clínicas».
Se los llamaba «pacientes» ( hoy se los sigue llamando así cuando no «clientes»… signos del
neoliberalismo y de la influencia del «modelo del norte») Personalmente me resisto a esta
denominación, aspiro que la persona sea «un haciente» de su propia salud.
Estas materias tenían un «hilo conductor»: «los cinco pasos».
El primero de ellos era lo que técnicamente se llamaba «anamnesis o interrogatorio». En realidad era
conversar y conversar bastante sobre lo que siente, cómo, desde cuándo, la historia
personal, familiar, donde vive, cómo es su casa, su familia, si se ha mudado, donde nació y
mucho más.
El segundo era «la inspección»: mirar y mirar mucho. Cómo están sus cabellos (quebradizos, secos,
grasos), las uñas (color, curvas), el color de la piel, de las conjuntivas, de las encías, la
circulación venosa, lunares, mirar y mirar. Todo tenía un significado.
El tercero, la «palpación». Se trataba de tocar. Tocar el tórax, el vientre, palpar los pulsos (el pulso en
la muñeca, en el cuello, en la ingle, en el pie) No sólo contar las pulsaciones, era percibir
su ritmo, si era blando o duro.
El cuarto la famosa «percusión». Se golpeaba con un dedo el dedo de la ora mano y era necesario estar
atento para diferenciar cuando el sonido de hueco pasaba a sólido. No existían fibras o
marcadores pero sí lápices especiales que se llamaban dermográficos. Con dicho lápiz se
iba marcando el paso de un tipo de sonido a otro y así quedaban dibujadas las siluetas
cardíacas, del hígado, del bazo, de los riñones.
El quinto paso era la «auscultación». Escuchar con el oido directamente o con el aparatito llamado
«estetoscopio». Escuchar los latidos del feto en el vientre de la madre, escuchar los latidos
del corazón, el paso del aire por los bronquios, escuchar ruidos en el vientre.
No podía faltar pesar y medir la altura de la persona con quien tratábamos (determinar su superficie
corporal y si se trataba de un niño, verificar esas medidas con las gráficas de crecimiento,
como así también evaluar su desarrollo) Nunca se dejaba de «medir» la presión sanguínea
arterial con sus valores de máxima y de mínima.
Todos estos pasos demandaban alrededor de una hora de estar e interactuar con la persona enferma (y
si se trataba de una niña o de un niño pequeño con el familiar que lo traía, casi siempre la
Mamá)
Además se debía escribir con letra clara todo lo registrado, Se trataba de «hacer la historia clínica» con
toda prolijidad.
Todo esto, a juicio de nuestros profesores, debía ser suficiente para arribar a un diagnóstico.

Si uno pretendía «el sexto paso», llamado en general «exámenes complementarios», debía ser muy bien
fundamentado explicando el porqué no fue suficiente esos cinco pasos previos
indispensables.
Ese sexto paso podría ser un determinado análisis («un» análisis) una determinada radiografía, un
electrocardiograma o electroencefalograma y en realidad no había mucho más.

Hoy escucho casi constantemente el comentario «la doctora o el doctor… no me tocó…» y me pregunto
si ese hacer medicina en aquellos tiempos, en forma personalizada, conversando, mirando,
tocando, escuchando, ya esa relación no era de por sí un acto de sanación.

* Las clases de «Farmacología» era conocer el mecanismo de acción de cada monodroga. Se nos exigía
un buen uso de las «recetas magistrales» escribiendo con letra clara después del clásico
«Rp» del recetario. Se nos contaba que «Rp» es cuando el médico le dice al farmacéutico:
«reciba».
Conocí a varios farmacéuticos de barrios y de pueblos que elaboraban jarabes, sellos, pomadas,
indicadas por los médicos. Era una elaboración personalizada, con nombre y apellido para
la vecina o el vecino. Medicina y farmacia personalizada!
Me reencuentro años después con mujeres campesinas que fabrican sus pomadas con grasas e hierbas
medicinales, jabones, jarabes y otros remedios caseros, con «nombre y apellido», pensando
para quién lo está haciendo: «cargando energía afectiva», nos dicen, «rezando mientras la
hago».

* Don Julio Pereyra en un hombre cuyo aspecto demostraba severidad. Era el profesor de Clínica
Obstétrica. Una de sus exigencias era que cada comisión de estudiantes cumpliera una
semana completa de guardia en la «Maternidad Nacional».
La tarea encomendada era acompañara las y los profesionales en la atención de embarazadas en los
consultorios externos y estar junto a las profesionales obstétricas (en ese tiempo eran todas
mujeres) en la atención de los partos normales.
La «guardia» era «sagrada». No se podía salir de los límites del hospital.
Un día descubro en la dirección una estantería que cubría toda una pared desde el piso al techo. Se
destacaban gruesos volúmenes encuadernados en cuero y con lomo rojo. Con tipos dorados
se destacaba en cada libro un año diferente. Se trataba de las historias clínicas de todos los
partos acaecidos en ese año. Inmediatamente busqué el tomo que correspondía al año
«1938». Una vez en mis manos ubiqué el «2 de mayo» y leí, con todo detalle, cómo se
desarrolló mi propio nacimiento! Constaba todo lo que ya mi madre me había contado, los
nombres de los profesionales y las vicisitudes por la que atravesó hasta que decidí dejar ese
seguro lugar para zambullirme a la fascinante aventura de vivir este ciclo planetario.

* Pocos meses antes de rendir «esa última materia» logré que las autoridades de la Fábrica, dada mi
condición de estudiante avanzado de medicina, me transfirieran del taller al hospital de 60
camas que funcionaba dentro de la fábrica (atendía a los obreros y sus familias)
Allí me hicieron «pasear» por todos los servicios. Entre ellos «Cirugía y Traumatología». No existían
las llamadas «unidades de terapia intensiva». Armando Saucchelli, a quien ayudaba en sus
operaciones, luego de una gran intervención, por ejemplo la resección de un estómago, se
quedaba, y se quedaba toda la noche con «los chicos» que hacíamos la guardia. El enfermo
iba a una habitación acompañado de un solo familiar y el cirujano frecuentemente se
levantaba y controlaba el estado de su operado y el cumplimiento de sus indicaciones.
Años después, allá, en la cuenca del Río Salado Norte, de Santiago del Estero, me encuentro con Doña
Elena. Me cuenta que fue llamada por una vecina porque su hija de 9 años estaba grave. «Y la ví grave,
Julio», me decía. «Respiraba agitada haciendo un ruidito tomo gemidos, sele hundía la
pancita y la piel entre las costillas» Yo me encomendé a un santa,, puse vapor de agua, le
ponía paños calentados con la plancha de carbón en el pecho, y…. me quedé.. me quedé
toda la noche teniéndole la mano a la nena…. a la mañana ya estaba mejor…»

* Alberto Chattás era el profesor titular de Pediatría. Sus clases magistrales un lujo. Con voz enérgica
nos describía los síntomas y las alternativas terapéuticas de las distintas enfermedades de la
infancia con la solvencia y la sabiduría de quien realmente «hace medicina todos los días»,
Chattás tenía algo que lo distinguía entre todos los 36 «profes» titulares que teníamos en
esos tiempos: fue el único que nos daba constantemente una visión social y humanística de
la medicina.
Exigía sobre todo que supiéramos tratar correctamente una diarrea y aquellas otras enfermedades como
las neumonías que aun siguen cobrando tantas vidas de niños.
Recuerdo siempre una enfática afirmación suya: «los mejores médicos son los que tienen que estar en
los consultorios periféricos».
Fue uno de los precursores de la terapia de rehidratación oral en nuestro país. Nos hacía hacer prácticas
de consultorio en una «villa» periférica y en la cocina del hospital preparando las comidas
para los niños internados.
Su influencia fue decisiva para que, ya graduado, procurara especializarme en Pediatría. Los cursos de
postgrado que daba Chattás desde la cátedra me dieron el principal sustento teórico para
lograr mi anhelo.
Años después, nos hicimos muy amigos. Yo me fui al Chaco a trabajar con el pueblo Qom y siempre
me apoyó en mis búsquedas tanto en la pediatría social como en el sanitarismo en una fase
posterior.
Un detalle que recuerdo: yo tenía no más de cuatro años. En una «sala de espera» mis padres me tenían
envuelto con una frazada. Chattás sube por una escalera, me mira y exclama; «ya está
hecho el diagnóstico, este chico tiene un sarampión»
Años después, ya pediatra, en un congreso de la especialidad, regalé a mi Profesor y Maestro la receta
que en esa oportunidad entregó a mis padres. Mi madre me comentó que al día siguiente de
nacer, en la maternidad nacional, fue Chattás el pediatra que me revisó.
Un día leo las «Memorias» de un señor que entre otras cosas relata cuando su único hijo, allá en la
década del 30, se enferma gravemente. Acude a un eminente pediatra quien le diagnostica
«neumonía doble» y que sólo resta esperar ocho días. Desesperado acude a un segundo
pediatra quien afirma lo mismo. Va a un tercero y se encuentra que el Tambien famoso
pediatra se halla de viaje por el exterior y su consultorio es atendido por un joven médico
llamado Chattás quien le expresa lo siguiente:: «es neumonía, es grave, la vamos a
pelear…» Y va todos los días a su casas y él mismo aplicaba las cataplasmas hasta que el
niño se curó.

Cuando leo esto le escribo a Alberto y le pregunto sobre la eficacia de las cataplasmas. En su respuesta
me dice: «…en aquellos tiempos las cataplasmas eran eficaces porque ellos y nosotros
creíamos en las cataplasmas….como ahora ellos y nosotros creemos en los antibióticos…»
Hoy, cuando viajo a Buenos Aires, lo visito para contagiarme de la juventud de sus vigorosos 94 años!
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
NOS ESCRIBEN:

SOLICITADA

(Estas son de las cosas que no podemos dejar de conocer. Les agrego a la información de la gacetilla,
que entre los testigos a su favor que ofrece el demandante (Tránsito Rigatuso), se incluyen
Luciano Benjamín Menéndez, y Anadón (torturador en La Perla)
Amigos, sumo mi adhesión a los compañeros de Balbuceando Teatro en promover esta solicitada de
Abuelas, les pido presencia a los que puedan aportarla y difusion a los que puedan
difundirla, sea en Córdoba o en cualquier otro punto del país, ya que la cuestion no tiene
frontera. Un abrazo, Mariano Medina)

Una Abuela de Plaza de Mayo de Córdoba, Sonia Torres es querellada en los Tribunales de esa
provincia por Tránsito Rigatuso, Director de la Escuela «Manuel Belgrano» entre 1974 y
Marzo de 1976.
Silvina Parodi, hija de Sonia, alumna de dicha escuela, desapareció embarazada de siete meses en
marzo de 1976 y la misma suerte corrieron otros once compañeros.
La Abuela Sonia hoy debe soportar un juicio por calumnias e injurias por el «delito» de decir la verdad
en el largo camino de su lucha y soportar que declaren en su contra los secuestradores de
su hija, como testigos de cargo, gozando de la libertad que les otorgan los indultos y las
leyes de obediencia debida y punto final.

Los abajo firmantes nos solidarizamos con la Abuela Sonia Torres y con todas las Abuelas; con su
lucha perseverante y por la restitución de la identidad a los hijos de sus hijos robados y
apropiados por los mismos que ahora serán testigos en favor del horror y la traición y en
contra de una Abuela que busca desde hace años el nieto con todo el derecho que dan la
sangre, el amor y el ansia de justicia».
Desde Córdoba, Firmas:
Rafael Reyeros, Virginia Aliaga, Roxana Acunzos, Juan Santiago, Adriana Audenino, Juan Carlos
Callejón, Alejandra Toledo, Silvia Rodríguez, Lolita Suarez, Sergio Buselli, Belén Pueta,
Tamara Dizner, Daniel Livadiotis, Daniel Ampuero, Gustavo Bustelo, Silvia Lonatti, Pablo
Guillot, Carla Guillot, Silvia Peralta, María Paula Mariojouls, Antonella Guarino, Maria
Eugenia Grillo, Florencia Cisnero. Viviana Barrera, Livia Magnani, Lidia Formiga Tosco,
# # #
LLAMADO A LA SOLIDARIDAD CULTURAL

Comodoro Rivadavia es una ciudad ubicada en el último pedacito de Chubut, en la Patagonia
Argentina. Se fundó el 23 de Febrero de 1901, acaba de cumplir 101 años de vida y
principalmente su economía gira alrededor de la explotación petrolera.
Su idiosincrasia fue siempre la de un pueblo minero y se caracterizó desde siempre por ser un punto de
llegada para las inmigraciones tanto internas (desde otras provincias, sobre todo el norte
del país) como extranjeras. Entre sus habitantes hoy hay descendientes de españoles,
italianos, portugueses, polacos, búlgaros, boers, galeses entre otros.
Es una de las ciudades más importante de la patagonia con más de 140.000 habitantes. Pero a pesar de
ser ya una ciudad centenaria aún no posee un Centro Cultural.
Por eso es que los Artistas se autoconvocaron y comenzaron a realizar reuniones con el único fin de
conseguir un espacio donde hacer realidad las actividades culturales.
La idea es que en ese Centro todas las artes encuentren su propio espacio y que converjan todas las
ramas culturales y su quehacer, que no sea solamente un lugar, sino que tenga en si mismo
la historia y la vida cultural de la Ciudad, toda vez que pueda recibir a artistas de otros
lugares del mundo con la comodidad y las facilidades que otorga un espacio ya creado para
las artes en clara oposición a lugares que deben acondicionarse para una determinada
manifestación y que no siempre cumplen con lo que se necesita.
Lo que necesitamos es apoyo. Estamos juntando firmas en la ciudad para lograr el espacio que se
conoce como ex Mercado Comunitario y que hoy se encuentra abandonado.
Pero además de las firmas necesitamos que los artistas del resto del país y del mundo, y que las
instituciones culturales y sociales, reconozcan esta carencia y que nos envíen cartas de
apoyo, por correo o por e-mail, las que serán adjuntadas a las carpetas que enviaremos a
los distintos gobiernos para que nos cedan ese espacio. Nada complicado, extenso ni
conceptuoso (a menos que así quieran hacerlo), solo una nota, una carta de intención, que
nos permita llegar con mas fuerza hasta los que debieran garantizar el acceso de la
población a la cultura.
Desde ya muchas gracias…
Para enviar tu nota: comisionprocc@yahoo.com.ar
O bien: revista_bardo@sinectis.com.ar
O por correo a:
Comisión pro Centro Cultural
Dirección General de Cultura
Moreno 815
O Revista Bardo – Rivadavia 880 – (9000) Comodoro Rivadavia – Chubut – Argentina
# # #
Estimados amigos
Con gusto he visto los trabajos que les he enviado en los dos últimos boletines. Si hay algún amigo(a)
interesado pueden darle sin problema mi dirección. Aquí quedo a su disposición. Un
abrazo,
Alicia Elizundia Ramírez, alicia@ip.etecsa.cu
# # #
ARCHANGELUS vocal masculino
El principal motivo de esta carta es darnos a conocer y así, de esta manera poder ampliar nuestro
circulo de amigos.
Comenzamos nuestra actividad a fines del año 2000 y nos dedicamos principalmente al ensamble de
música coral para voces masculinas, destacándose entre ellas las obras del periodo
Renacentista. En este momento, el grupo está formado por siete integrantes, entre los
cuales se encuentra su director: Adrián Desimone.
Esperamos poder compartir muy pronto conciertos y actividades con ustedes, de más está decir que
aceptaremos con gusto las posibles invitaciones que se nos hagan, así como también nos
pondría muy contentos contar con su presencia en nuestros futuros encuentros corales.
Esperamos ansiosos una respuesta favorable.
Archangelus archangelus@ubbi.com.ar – Pablo Caffiero (Representante)
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
DIRECCIONES Y NOTICIAS DE INTERÉS:

GUÍA CULTURAL DE CÓRDOBA
Recomendamos especialmente suscribirse a la misma, para lo cual pueden hacerlo en línea a través de
la página (www.guiacultural.com) o por correo electrónico a juliocortez@tutopia.com
# # #
FE DE ERRATAS
En el artículo relativo al libro de Alicia Elizundia Ramírez sobre Teresita Fernández, en el paréntesis
que dice “Poner el nombre del premio”, debe decir “Premio de testimonio Pablo de la
Torriente Brau otorgado por la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba”.
Nuestras disculpas. Quien, además, desee comunicarse con la autora, puede escribirle a «Alicia
Elizundia Ramírez» <alicia@ip.etecsa.cu
# # #
Encuentro Coral Falla 2002
Tenemos el agrado de dirigirnos a uds con el fin de extenderles la invitacion para el «Encuentro Coral
Falla 2002», el cual se realizara los dias 15, 16 y 17 de Noviembre.
Este evento lleva ya 21 ediciones, y en cada una de ellas ha convocado a coros de diversas provincias,
como asi tambien a hermans coreutas de paises aledaños. La organizacion de dicho evento
esta a cargo del Coro Polifonico Municipal de Alta Gracia y de la Direccion de Cultura de
dicha ciudad, bajo la coordinacion general de Laura Garcia y Leonardo Uranga.
En esta ocasion, el encuentro les ofrece:
Conciertos en el auditorio sede del encuentro «Teatro Monumental Sierras», y participacion en el
«Cantacalle»
Posibilidad de conciertos alternativos en Iglesias, Colegios, Estancia Jesuitica y Museos de la ciudad.
Alojamiento por tres dias en la Colonia Jose Maria Paz, incluyendo cena del dia viernes (no incluye
bebida); almuerzo y cena del dia sabado (sin bebida); y almuerzo de camaraderia del dia
domingo (asado con cuero y bebidas incluidas); desayunos y meriendas. Brindis, baile y
peña el dia sabado por la noche.
Visitas guiadas gratuitas por nuestras serranias y por el casco historico de nuestra ciudad, el cual fue
declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en el año 2000.
El costo del encuentro, es de $35 por persona y una inscripcion de $30 por coro.
Las incripciones definitivas cierran el dia 30 de Septiembre, otorgando un plazo de 30 dias mas para
completar la totalidad del pago (hasta 30 de octubre). El mismo se realizara mediante giros
postales a la coordinadora Laura Garcia, al domicilio: Cuyo 559 B° Residencial el Crucero
– Alta Gracia cba.- c.p: 5186.
Para evitar inconvenientes la comision organizadora desea explicitar, que aquellas plazas que sean
abonadas, no seran reintegradas en caso de inasistenciade coreutas.
Para solicitar los formularios de inscripcion, deberan enviar los antecedentes del coro a la mayor
brevedad posible, mediante carta a: Coro Polifonico Municipal- Direccion de Cultura-
España 76- c.p: 5186- Alta Gracia Cba.; o por fax al 03547-428128, o bien via e-mail a
coropolifonico_ag@hotmail.com
La organizacion tendra en cuenta el envio de los requisitos en tiempo y forma, a la hora de garantizar
la participacion en el evento.
El Encuentro Coral Falla 2002, es una experiencia maravillosa, en la cual se combinan el arte, la
amistad y la oportunidad de compartir tres dias en nuestra hermosa ciudad serrana.
Para mayores informes, comunicarse a los telefonos 03547- 427440 Sta Laura Garcia; o si no al
03547-420923 Sr Leonardo Uranga (coordinadores generales). CORO POLIFONICO
MUNICIPAL ALTA GRACIA
# # #
Córdoba, 27 de Julio de 2002

Queridos Compañeros:
El Encuentro de Música Popular realizado en Unquillo en Enero próximo pasado, fue para nosotros
una experiencia maravillosa que nos permitió compartir con músicos y poetas de todo el
país que nos llenaron de alegría y esperanza para continuar en la tarea de promover
aquellas manifestaciones poéticas y musicales que habitualmente no son difundidas por los
grandes medios de comunicación.
Con este propósito hemos encarado una serie de actividades entre las que se encuentra la realización
del programa radial “Los Ocultados” que se difunde por Radio Nacional, que cuenta
también con un ciclo de recitales mensuales en el Auditorium de dicha radio. Se suma a
esta iniciativa la creación del programa “ Desde Nosotros” que se emite por Radio FM
”Q”- Unquillo.
Dentro de ese marco y apuntando al próximo encuentro de música( Enero/2003), hemos puesto en
marcha El Concurso Nacional de la Canción Folclórica Inédita, cuyas bases hacemos llegar
a ustedes, agradeciendo desde ya la difusión de las mismas.
Sabemos que todos éstos objetivos no serían posible sin su generosa colaboración y apoyo.
Un fuerte abrazo de quiénes creemos que entre todos y desde el corazón es posible la construcción de
una alternativa distinta.

Hugo Francisco Rivella (Presidente) – Eduardo Bértora (Secretario)

CONCURSO NACIONAL DE LA CANCION FOLCKLORICA INEDITA

DESDE NOSOTROS, La Comisión Organizadora del ENCUENTRO DE MUSICA POPULAR, llama
a concurso para el CERTAMEN DE LA CANCION INEDITA, Unquillo, 2003
1- Podrán participar todos los autores y compositores del país.
2- Género: Canción folcklórica.
3- Cada autor podrá participar con 2 (dos) temas como máximo.
4- La grabación, casette o disco compacto, deberá estar perrfectamente audible,libre de ruidos que
dificulten su valoración.
5-Cada tema, hasta un máximo de dos (2), deberá ir acompañado por su correspondiente letra,escrita a
máquina y a doble espacio, tamaño A4.
6-Los temas a concursar no deben haber recibido otro premio distinciones.
7-Los temas concursantes deberán estar firmados con seudónimo y en un sobre más pequeño irán los
datos del autor, dirección, documento, y todo dato que crea relevante; en la parte exterior
del sobre figurará el nombre de la (s) canciones y el correspondiente seudónimo,
8-La elección del Intérprete de la obra corre por cuenta del participante.
9-Se elegirán 14 (catorce canciones) que formarán parte de un compact editado por la Comisión del
Encuentro de Música Popular y cuya presentación se hará durante las noches del II
ENCUENTRO DE MUSICA POPULAR Y LA CANCION INEDITA, Unquillo 2003, con
la presencia del Jurado.
10- El Jurado estará constituído por poetas y músicos (5) de reconocida idoneidad, consustanciados
con los objetivos del Encuentro y cuyo fallo será inapelable. El Jurado en pleno decidirá
sobre cuestiones no contempladas en el presente reglamento.
11- La recepción de las obras finalizará el 15 de octubre del 2002,y el fallo se dará a conocer en la
primera semana de diciembre.
12- Todo participante por el solo hecho de participar declara conocer las Bases del Concurso y
someterse al fallo del Jurado, también debe, en caso de ser seleccionado, acreditar
fehacientemente la autoría de la obra presentada.
13- Se adjuntará un giro postal de pesos 10 (diez) destinados a sacar copias del material para repartir
entre el Jurado.
14- Las obras deben ser remitidas a: PRIMER CONCURSO NACIONAL DE LA CANCION
FOLKLORICA INRDITA . San Lorenzo 460 Unquillo – Córdoba, o a Oscar Cocca 113,
Barrio Las Flores, Córdoba (5016)
Para mayor información : e mail: encuentrodemusicapopular@hotmail.com, o los Teléfonos-0351-
4672262 / 4 622478 ó 03543-488230
Eduardo Bértora – Secretario, Hugo Francisco Rivella – Presidente
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
MATERIAL DISPONIBLE:

LIBROS:
“Cartas sobre la Educación Musical” de Virgilio Tosco y Elizabeth Burba ($10)
(http://takiancay.org.ar/Contenido/cartas.htm)
DISCOS:
“Homenaje a García Lorca” – Programa SOSTENIENDO UTOPÍAS de junio de 1999, durante el cual
Virgilio Tosco expone sus investigaciones sobre el músico Federico García Lorca en
ocasión del centenario de su nacimiento. Disco doble, valor $15

“Quinto Encuentro Generacional de Coros” – Grabación documental de la quinta edición de este ciclo
que reúne a coros de diferentes generaciones. En esta están
Grupo de Madres de Música Esperanza (Córdoba)
Coro Juvenil del Instituto Manuel de Falla (Villa Carlos Paz)
Taller de Iniciación Coral del P.U.A.M. (Programa Universitario para Adultos Mayores, Córdoba)
Niños del Colegio Israelita General San Martín (Córdoba)
CantARTE (Córdoba)

Valor del disco ($ 8)

“Tanguedad” de Quique Pinto y Chabela – Intérpretes cordobeses con repertorio tradicional de tango
($15)
“Cuéntalo Cantando”, “Llueve a Cántaros”, “Cántaro”, del grupo Cántaro de México ($15 c/u)

EDICIONES MIXTAS:
“El Folklore Argentino”, de Cocho Pedraza. Conjunto de libro y disco compacto doble con una síntesis
de todos los elementos inherentes al folklore musical argentino. ($ 20)

Para quienes estén interesados en adquirir este material, favor de comunicarse enviando un correo a
mailto:takiancay@ijcv.com?subject=MATERIAL

con una descripción en el cuerpo del mensaje de lo que desean y sus datos
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
Si conoce alguien a quien pueda interesarle algo de lo que aquí se trata, agradeceremos reenvíe este
Boletín a su dirección o le acerque la nuestra.
La distribución del Boletín se hace por suscripción en forma gratuita. La remoción de la lista de envío
no implica ningún gasto al suscriptor como tampoco su reinscripción, las cuales pueden
hacerse en cualquier momento.
Los números ya editados pueden consultarse en la página de Fundación Takian Cay,
http://takiancay.org.ar, donde encontrarán a un vínculo que los llevará a la página de
Boletines. A través de ella pueden suscribirse, enviar sugerencias, notas, colaboraciones y
(ojalá que no) cancelar la suscripción:
http://takiancay.org.ar/takiancay/Contenido/infodat.htm
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
Este Boletín está editado por miembros de la Fundación Takian Cay. Cualquier comunicación puede
hacerse a:
FUNDACIÓN TAKIAN CAY – Félix Aguilar 1557 “A” – (X5000BCM) Córdoba – Argentina
TELÉFONO Y FAX: +54 (0) 351 489 5580
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *