«UTOPÍAS Y REALIDADES», N° 43, Setiembre 22 de 2002

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
«UTOPÍAS Y REALIDADES», N° 43, Setiembre 22 de 2002. –
Boletín de la FUNDACIÓN TAKIAN CAY de distribución electrónica gratuita
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
Bienvenidos a esta edición del Boletín Gratuito de FUNDACIÓN TAKIAN CAY, que usted recibe por
haberse suscrito, porque se lo ha reenviado algún conocido, por una invitación particular o
por error.
Al final de este Boletín encontrará toda la información necesaria para SUSCRIBIRSE, enviar
COLABORACIONES, CRÍTICAS o SUGERENCIAS, o CANCELAR su suscripción.
Los números ya editados están disponibles en http://takiancay.org.ar
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
Más información sobre las actividades de Fundación Takian Cay en: http://takiancay.org.ar –
http://sosteniendoutopias.com.ar. Escuche por Internet en esta página nuestros programas
de radio SOSTENIENDO UTOPÍAS (Sábados de 16 a 18) y FRITURAS DE
MANDIOCA (viernes de 22:30 a 24) – http://ijcv.com/4encuentro Cuarto Encuentro de la
Canción Infantil Latinoamericana y del Caribe. Reseña y próximamente anticipos del 6:
Encontro da Canção Infantil Latino-americana e Caribenha, a realizarse en agosto de 2003
en Belo Horizonte, Minas Gerais, Brasil
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
CÓMO CONTACTARSE CON NOSOTROS
ZAFAMOS DE AGOSTO
RESUMEN
DE UN POETA A OTRO
QUIERO TODA LA TIERRA MÁS EL 5 POR CIENTO (III), Por Larry Hannigan
NUESTRO 11 DE SETIEMBRE, por Mempo Giardinelli
NOS ESCRIBEN: Solicitada por Abuela de Plaza de Mayo y otros
NOTICIAS Y DIRECCIONES DE INTERÉS:
Convocatorias
Cursos
Talleres
Eventos – Festivales
Material disponible
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
CÓMO CONTACTARSE CON NOSOTROS (A pesar de los servidores)

Si los suscriptores han tenido problemas en conectarse con nosotros, es porque desde el pasado 14 de
setiembre está fuera de servicio el servidor de correos. No así la página de la Fundación,
takiancay.org.ar, que tiene vínculos al formulario de contactos, a través del cual puede
enviarnos todos sus comentarios.
Asimismo, el programa de radio SOSTENIENDO UTOPÍAS tiene su propio dominio:
http://sosteniendoutopias.com.ar, donde permanentemente actualizamos las novedades del mismo, y
donde encontrará vínculos a formularios de contactos y al reproductor de Windows Media
mediante el cual puede escuchar nuestras emisiones por Internet, los sábados de 16:00 a
18:00, así como las de Frituras de Mandioca, el excelente programa sobre rock en
Argentina y América Latina que conduce el profesor Lucio Carnicer, los viernes de 22:30 a
24:00, hora argentina.
Invitamos también a compartir este Boletín con personas o entidades de su conocimiento,
redirigiéndolo a sus direcciones de correo, o proporcionándonos su dirección de correo en
el formulario de suscripción:

http://takiancay.org.ar/takiancay/Contenido/infodat.htm

El contenido de este documento refleja la opinión o posición de los firmantes de cada artículo,
comentario o colaboración, no haciéndose responsable la Fundación Takian Cay ni los
editores de este Boletín de tales conceptos, pudiendo, incluso, estar en desacuerdo con
ellos.
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
NO A LA VIOLENCIA – NO A LA VIOLENCIA – NO A LA VIOLENCIA – NO A LA VIOLENCIA
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
ZAFAMOS DE AGOSTO

Al menos en lo formal y lo “calendárico”, ya que en lo social, político y económico Argentina sigue
viviendo el más crudo de sus inviernos, a pesar de la primavera que al menos,
meteorológicamente, brinda calidez y buen tiempo a los más desposeídos, y a los que aún
comemos todos los días y dormimos bajo techo, un entorno ambiental que refresca el
espíritu y da fuerzas para seguir resistiendo, con la espalda fuertemente afirmada en la
pared que el arte y la identidad cultural representa. Aquí nos encontrarán.
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
RESUMEN

“Ayer jueves 22 de agosto como a las 20 hs. falleció Osvaldo Mazzola, gran amante y conocedor del
jazz, y gran persona como pocas. El ambiente jazzero y musical de Córdoba perdió a su
padre espiritual. No hay un solo músico de jazz, blues y otros estilos en Córdoba que no
haya sido influenciado por los conocimientos y el afecto que Osvaldo desparramaba por
doquier.”
“Small Jazz Band está de luto. No sé si habrá algún blues que pueda mitigar semejante mezcla de dolor
y bronca, pero sí sé que lo estaremos buscando cada vez que empuñemos nuestros
instrumentos.”
Así no enterábamos por Pancho Castillo de la partida física de una gran persona, a quien tuviéramos la
feliz oportunidad de dedicar uno de los programas en vivo de SOSTENIENDO UTOPÍAS.
Osvaldo estará, como siempre, presente en los espíritus sensibles, sencillamente, porque él
era uno.
—————— – – –
Plenamente conscientes de que puede encuadrarse en una actitud penada por la ley, nos atrevemos a
ofrecer como primicia las palabras que un poeta dice sobre el libro de otro poeta, que está
al salir de la imprenta. Aún a riesgo de ser reprendidos por esto, lo compartimos porque lo
han compartido con nosotros, y nos parece que sería egoísmo guardar algo tan bello, más
cuando estas palabras sirven para que estemos atentos y sensibles a la aparición de
“Ocurrió en Cupajo”’, el libro de nuestro querido escritor Tata Herrera, del cual nos
anticipara ya algunas partes. Sirva este criterio de disculpa anticipada (Tata, ten piedad de
nosotros)
El escrito sobre la aparición del dinero y los bancos continúa en este boletín con la aparición de la
deuda externa y sus secuelas. Toda relación con hechos de la realidad “es pura
coincidencia”
Reforzamos nuestra Adhesión a la causa de las Abuelas de Plaza de Mayo y su lucha permanente por
la restitución de sus nietos secuestrados y la restitución de su identidad. Ayer fue baelado
el frente de la casa de su titular, Estela de Carlotto, en una clara actitud intimidatoria,
repudiable más por su cobardía que por el siniestro mensaje que encierra.
Presentamos un lúcido análisis sobre el 11 de setiembre de Mempo Giardinelli, y una convocatoria a
adherir al Quinto Manifiesto Argentino.
Como siempre, noticias sobre Encuentros Corales y otras, y saludamos a los nuevos suscriptores:
Laura Escofet, María Eugenia Castaño y Noelia Zavala, de Buenos Aires, Gabriela
Acevedo, de Santa Fe, Silvia Rodino, de Córdoba, Luis Raúl Ponce, de Salta, Mónica
Trujillo, de Antioquia, Colombia, y Susana del Carmen Aguilar Gómez, de Temuco, Chile.
A todos ellos y los que continúan, gracias.
Hasta la próxima
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
DE UN POETA A OTRO, Edgar Morisoli
CRÓNICA Y FÁBULA DE LA PATRIA PROFUNDA.
(sobre el libro de Carlos Horacio “Tata” Herrera)

Si bien he sido siempre un lector omnívoro y voraz, de insaciable curiosidad intelectual, ahora, ya
bandeados los setenta, sólo leo y selecciono para la relectura aquella literatura que me
nutre, que me ayuda a vivir.
“Pan recién horneado, aromoso a jarilla”, alimento elemental y esencial para el corazón y la mente,
llega hoy a mis manos, y a las del anónimo lector, “Ocurrió en Cupajo”, volumen de
cuentos de Carlos “Tata” Herrera.
Así como hace cinco años nos entregara, en “Ojos al viento”, la selección recopilada de cuatro de sus
libros de poesía, hoy nos ofrece el rotundo y enamorado rostro de su narrativa, abierta en
dos vertientes de vida y creación. Porque el “Tata”, nacido en Catamarca en 1937, lleva ya
treinta y cinco años de Patagonia, y así su obra, tanto en poesía como en narrativa, se
enraíza para florecer en ambos solares patrios: el noroéstico y el sureño.
El presente volumen nos ofrece un cuerpo principal de narraciones –el que da título al libro–,
ambientadas en la tierra natal, un mítico Cupajo que atesora, sintetiza y transfigura hechos,
andanzas y sueños vividos en el Noroeste, desde la entrañable cuna capayana hasta el
Chaco salteño o la adusta Puna. También pertenecen a aquél ámbito los tres cuentos –
presentados como anticipo–, que integran la obra inédita “Cauces catuchos”.
En cambio, y a través de otros tres relatos, nos permite asomarnos a lo que algún día degustaremos
como un libro autónomo: “El rastro en las bardas”, cuyo desarrollo y peripecia humana
transcurren en las vastedades de la Norpatagonia.

No es mi propósito ni mi vocación el análisis crítico, el encuadramiento estilístico o la caracterización
estrictamente literaria. Esa importante tarea me queda grande, y otros más capacitados la
emprenderán. Quiero, en cambio, destacar en primer término que al leer (y más aún, al
escuchar) al “Tata” Herrera, surgen en mi sentir sus semejantes, sus hermanos en la
creación, el testimonio y el rescate de una patria profunda. Al margen de la diversidad de
caminos o formas expresivas, que puede ser muy amplia, y al través de las “generaciones
literarias”, la obra de Herrera –quien tiene su decir muy propio y acendrado, su cadencia
regional y personal, su laya inconfundible en la forja de la palabra–, se me emparenta en lo
hondo de la emoción, con la de Clementina Quenel en “La luna negra”; con la de su
paisano y maestro Luis Franco en “Guitarra adentro” o “Cuentos orejanos”; con la de
Héctor Gatica en “Los fundadores del olvido”; con la de Luis Gudiño Kramer en
“Aquerenciada soledad” o “Señales en el viento”; con la de Diana Alonso en “Memoria y
Olvido”; con la de Luis María Vargas en “El hombre que olvidó las estrellas”; con la de
Héctor Tizón en “El traidor venerado” o “El gallo blanco”. . . Ésa es, al menos para mí, su
familia espiritual, su estirpe creadora, su blasón de alma.

En este libro que se nutre a la vez de vivencias y de sueños, de crónica y de fábula, alienta el pueblo,
está la tierra encarnada, vuelta hombre y mujer, niño o anciano fundamentales del paisaje,
fundantes, fundadores. Inevitablemente, al pulso de sus personajes, se perfila y destaca
aquello que tan bien caracterizó Antonio Machado sobre el señorío del pueblo y el
señoritismo de los señores.
Los textos transparentan, aunque tal vez no consiguen trasmitir en toda su riqueza, la oralidad esencial
de este escritor. Sólo quien lo ha escuchado sabe cuánto densifica y despliega “Tata”
Herrera cuando dice sus textos. Es un narrador nato, un decidor, un rapsoda, para quien la
palabra escrita funciona tan sólo como una apoyatura, un guión, un recordatorio, a partir
del cual el mayor y más complejo instrumento sonoro conquistado por el hombre, su voz,
aborda en cada ocasión, en cada rueda de amigos, en cada escenario o fogón cordial, una
recreación nueva y distinta del mismo texto, puliendo, ahondando, remontando la fantasía
y el sentimiento.

En ambas márgenes del Colorado hemos compartido jornadas, peripecias, ilusiones. Allá en Colonia
Catriel, fue su hogar el que nos brindó aparcera acogida, hidalga llaneza, cuando “los
trabajos y los días” nos mantuvieron lejos de nuestra familia. Aquella escuela decorada con
murales, alegrada con títeres, conducida con amor y sabiduría que fue la “escuela de los
Herrera”, se abrió al errante como un techo fraterno. Confluimos en esperanzas,
devociones, empeños. . . La Pampa y los pampeanos supieron de “Tata” Herrera, y él supo
de nuestra gente, de nuestro pueblo, de nuestros músicos, artistas plásticos, poetas,
creadores. Bien trenzado está el lazo de esta hermandad, de esta militancia de amistad, y
como prueba de ello hoy aparece en nuestra tierra, ilustrado y editado por manos
pampeanas “Ocurrió en Cupajo”. Volará alto y lejos. Sigamos, entonces, ese rastro en el
viento.

Edgar Morisoli. Santa Rosa, invierno del 2002.
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
QUIERO TODA LA TIERRA MÁS EL 5 POR CIENTO (III), Por Larry Hannigan (resumen)
(Continuación)

Huelga

Para pagar los intereses sobre los préstamos que habían pedido, los comerciantes tuvieron que elevar
sus precios. Los asalariados se quejaron de que los sueldos eran muy bajos (al subir los
precios podían comprar menos bienes con su salario). Los empresarios se negaron a pagar
mayores salarios, diciendo que quebrarían. Los granjeros no podían obtener precios justos
por su producción. Las amas de casa se quejaban de que los alimentos estaban muy caros.
Y finalmente algunas personas se declararon «en huelga», algo de lo que nunca se había oído hablar
antes. Otros habían sido golpeados por la pobreza, y sus amigos y parientes no tenían
dinero para ayudarlos. La mayoría había olvidado la riqueza real alrededor de ellos – las
tierras fértiles, los grandes bosques, los minerales y el ganado. Sólo podían pensar en el
dinero, que siempre parecía faltar. Pero nunca cuestionaron el sistema bancario. Ellos
creían que el gobierno lo manejaba.
La situación económica empeoró. Los asalariados estaban seguros de que los patrones estaban
teniendo mucha ganancia. Los patrones decían que los trabajadores eran muy vagos y no
estaban haciendo honestamente su día de trabajo, y todos culpaban a todos los otros. Los
Gobernantes no pudieron encontrar una respuesta, y además, el problema inmediato
parecía ser combatir la creciente pobreza.

Ayuda social

El Gobierno emprendió entonces esquemas de beneficencia e hicieron leyes forzando a la gente a
contribuir en ellos. Esto hizo enojar a mucha gente, que creían en la vieja idea de ayudar al
vecino voluntariamente. «Estas leyes no son más que un robo legalizado. Sacarle algo a
una persona, contra su voluntad, mas allá del propósito para el cual se usará, no es
diferente de robar».
Pero cada hombre se sentía indefenso y temía ir a la cárcel si no pagaba. Estos esquemas de
beneficencia dieron algún alivio en principio, pero al tiempo el problema de la pobreza se
agravó nuevamente y más dinero era necesario para la beneficencia. El costo de los
esquemas de beneficencia se elevó más y más y el tamaño del Gobierno creció.
La mayoría de los gobernantes eran hombres sinceros tratando de hacer lo mejor posible. A ellos no les
gustaba pedir más dinero de su pueblo (aumentar impuestos) y finalmente, no tuvieron otra
opción que pedir prestado a Fabian y sus amigos. No tenían idea de cómo iban a hacer para
devolverlo. La situación empeoraba, los padres ya no podían pagar los maestros para sus
hijos. No podían pagar doctores, y las empresas de transporte estaban quebrando.

Servicios públicos

Uno por uno, el gobierno fue forzado a tomar estos servicios por su cuenta. Maestros, doctores y
muchos otros se convirtieron en servidores públicos. Muy pocos estaban satisfechos de su
trabajo en el Estado. Recibían un salario razonable, pero perdieron su identidad. Se
convirtieron en pequeños engranajes de una maquinaria gigantesca. No había espacio para
la iniciativa personal, muy poco reconocimiento para el esfuerzo, sus ingresos eran fijos, y
sólo se ascendía cuando un superior se retiraba o moría.

Impuestos

Desesperados, los gobernantes decidieron pedir el consejo de Fabian. Lo consideraban muy sabio y
parecía saber cómo resolver asuntos de dinero. Fabian los escuchó explicar todos sus
problemas, y finalmente respondió, «Mucha gente no puede resolver sus problemas por sí
mismos – ellos necesitan a alguien que lo haga por ellos. Seguramente ustedes estarán de
acuerdo que la mayoría de la gente tiene el derecho a ser feliz y a ser provista con lo básico
para vivir. Uno de nuestros grandes dichos es «Todos los hombres son iguales» – ¿No es
cierto?»
«Bien, la única manera de balancear las cosas es tomar el exceso de riqueza de los ricos y darla a los
pobres. Introduzcan un sistema de impuestos. Cuanto más un hombre tiene, más debe
pagar. Recojan los impuestos de cada persona según su capacidad, y dén a cada uno según
su necesidad. Las escuelas y los hospitales deben ser gratuitas para los que no puedan
permitírselos».

Deuda pública

Él les dio una larga charla sobre grandes ideales y acabó diciendo: «Oh, a propósito, no se olviden que
me deben dinero. Han estado pidiendo prestado por mucho tiempo. Lo menos que puedo
hacer para ayudar, es, como una atención para ustedes, que sólo me paguen el interés.
Dejaremos el capital como deuda, solo paguen el interés». Salieron, y sin hacer mucho
análisis sobre las filosofías de Fabian, introdujeron el impuesto graduado sobre la renta –
cuanto más usted gana, más alta es su imposición fiscal. A nadie le gustó esto, pero, o
pagaban los impuestos o iban a la cárcel. Los nuevos impuestos forzaron a los
comerciantes nuevamente a subir sus precios. Los asalariados exigieron salarios más altos
lo que causó que muchas empresas cerraran, o que sustituyeran hombres por maquinaria.
Esto causó desempleo adicional y forzó al gobierno a introducir más esquemas de
beneficencia y más seguros de desempleo.

Subsidios

Se fijaron tarifas y se implementaron otros mecanismos de protección para resguardar algunas
industrias y que se mantuvieran dando empleo. Algunas personas se preguntaban si el
propósito de la producción era producir mercancías o simplemente proporcionar empleo.

Controles

Mientras las cosas se ponían peores, intentaron el control del salario, el control de precios, y toda clase
de controles. El gobierno intentó conseguir más dinero con un impuesto a las ventas,
aportes patronales, aportes salariales y toda clase de impuestos. Alguien observó que en el
camino desde la cosecha del trigo hasta la mesa de los hogares, había cerca de 50
impuestos sobre el pan. Los «expertos» se presentaron y algunos eran elegidos para
gobernar, pero después de cada reunión anual aparecían sin soluciones, a excepción de la
noticia de que los impuestos debían ser «reestructurados», pero siempre, luego de las
reestructuraciones la suma total de impuestos aumentaba. Fabian comenzó a exigir sus
pagos de interés, y una porción más grande y más grande del dinero de los impuestos era
necesaria para pagarlo.

Política

Entonces vino la política partidaria – la gente discutía sobre qué partido político podría solucionar lo
mejor posible sus problemas. Discutieron sobre las personalidades, idealismo, los slogans,
todo excepto el problema real. Los consejos deliberantes estaban en problemas. En una
ciudad el interés de la deuda excedió la cantidad de impuestos que se recaudaron en un
año. En todo el país el interés sin pagar siguió aumentando – se cargó interés sobre el
interés sin pagar.

Control de la información

Gradualmente, mucha de la riqueza real del país fue comprada o controlada por Fabian y sus amigos y
con ello vino el mayor control sobre la gente. Sin embargo, el control no era todavía
completo. Sabían que la situación no sería segura hasta que cada persona fuera controlada.
La mayoría de la gente que se oponía al sistema era silenciada por presión financiera, o sufría el
ridículo público. Para lograr esto, Fabian y sus amigos compraron la mayoría de los
periódicos, T.V. y las estaciones de radio. Luego seleccionaron cuidadosamente a la gente
para operarlas. Muchas de estas personas tenían un deseo sincero de mejorar el mundo,
pero nunca se dieron cuenta cómo los utilizaban. Sus soluciones se ocuparon siempre de
los efectos del problema, nunca de la causa.
Había varios periódicos – uno para el ala derecha, uno para el ala izquierda, uno para los trabajadores,
uno para los patrones, etcétera. No importaba mucho en cual usted creyera, siempre y
cuando usted no pensara en el problema real.
—————- * —————-

La historia que usted ha leído es, por supuesto, ficción. Pero si usted la encuentra preocupantemente
cercana a la realidad y quiere saber quién es Fabian en la vida real, un buen punto de
partida es un estudio de las actividades de los orfebres ingleses en los siglos 16 y 17.
Finalizará esta historia en el próximo número, con las historias REALES. No se lo pierda.
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
NUESTRO 11 DE SETIEMBRE
Por Mempo Giardinelli

En estos días el mundo, y nuestro país, asisten impávidos a la recordación del terrible atentado que
hace un año causó miles de víctimas inocentes en Nueva York y Washington. Sin embargo,
el grado de colonización que padecemos no debería ocuparnos en exclusiva de ello, sino
más bien de relacionar ese hecho espantoso con nuestro espantoso presente, y sus causas
profundas. Y la fecha es propicia para volver a nuestro viejo maestro Sarmiento, Don
Domingo Faustino, a quien varias generaciones de argentinos hemos recordado
precisamente todos los 11 de setiembre desde que en 1888 falleció y, posteriormente, se
estableció esa fecha como «El Día del Maestro».

Se trata, por lo tanto, no sólo de recuperar el 11 de setiembre como una fecha propia, nuestra y de
riquísima tradición, sino de proponer que no nos pasemos el Día del Maestro hablando de
una tragedia lejana que nos hace olvidar la nuestra de cada día. Sobre todo porque la
nuestra tiene que ver con aquélla, en términos educacionales y sociopolíticos, pues el
olvido y la sustitución de fechas memorables también se relaciona con el desastre de la
educación en la Argentina y, por derivación, con la pérdida de nuestra palabra y el
deterioro de nuestra lengua.

Por eso este texto intenta, por sobre la compartida evocación del horror vivido en Norteamérica (hecho
que, desde luego, sigue conmoviendo a las personas sensibles y decentes que repudiamos
tanta muerte inocente), celebrar también al que hace 130 años llamaban «El Loco
Sarmiento». Y celebrarlo en este 11 de setiembre –se diga lo que se diga de él y por más
que algunos lo sigan cuestionando por sus exabruptos– significa, me parece, en primer
lugar reconocer dónde estamos parados y de qué manera. Porque hoy todos sabemos en
qué estado está nuestra Argentina y si hay algo que ya no se nos está permitido es seguir
distraídos.

Construcción de nuevos modelos

Algunos perplejos, otros furiosos, a todos nos parece increíble vivir un presente tan horroroso en esta
tierra fantástica, rica hasta la exageración pero saqueada groseramente, con alevosía y
ventaja. Es un desastre para el que la palabra crisis ya quedó chiquita, pero eso mismo nos
impone hacer ejercicios de imaginación y de audacia intelectual para rearmar la esperanza
y acompañar la marcha de un pueblo –el nuestro– que en diciembre pasado despertó de una
larga siesta y ahí anda ahora, enloquecido de furia, desordenado y sin dirección, pero
nuevamente en marcha. Y dispuesto, como lo vienen demostrando diferentes expresiones,
confluencias y manifestaciones, a enfrentar el engaño electoral que se ha montado para los
próximos meses.

Puesto que ya es hora de que como sociedad afrontemos de una vez la construcción de un futuro –lo
que es perfectamente posible pues depende de nosotros mismos– en paralelo al festival
grotesco que es la interminable interna justicialista se ha iniciado un novedoso proceso
político cuyo objetivo último es una reforma constitucional que exprese el verdadero deseo
de cambio de la ciudadanía. Y cambio, desde luego, que debe sustituir a este sistema
político mafioso, por otro basado en la ética y la justicia, no populista y no demagógico; y
a este modelo de exclusión social, por otro basado en la solidaridad y la distribución
equitativa de esfuerzos y beneficios.

El camino hacia la reforma no es sencillo ni corto, pero es imparable porque el proceso electoral en
marcha está viciado de ilegalidad desde su origen, ya que Eduardo Duhalde no tiene
poderes para acortar su mandato ni para llamar a internas y a elecciones generales por
decreto. Y porque la ciudadanía está movilizada y repudia a la actual dirigencia política –
justicialistas y radicales– que no sólo no está dispuesta a modificar profundamente nada,
sino que incluso su reconocimiento del tamaño de la crisis y del incendio que han
provocado es sólo formal y declarativo.

Reconocer es el comienzo

No hay dudas de que el contexto mundial nos es desfavorable, y es obvio que la Argentina ha sido y es
víctima de los modos más perversos de la economía mundial. Sin dudas el Fondo
Monetario Internacional tiene una enorme responsabilidad en lo que nos ha sucedido
porque «chichoneó» a dictadores y ladrones, y a todos les dijo que eran buenos muchachos,
a unos porque eran cruzados contra el comunismo y a otros porque eran cruzados contra el
macroestado.
Pero admitamos también que nosotros como pueblo no estamos exentos de culpa. Nosotros, los
argentinos, tenemos una enorme responsabilidad en la propia tragedia contemporánea.
Claro que no es cuestión de rasgarse las vestiduras, ni de acusarnos los unos a los otros.
Pero sí de reconocer responsabilidades, que es un paso fundamental para todo proceso de
cambio como el que la sociedad argentina necesita y demanda. Y a ese paso lo está dando
ahora la sociedad civil con su desobediencia organizada, con su exigencia simbólica de
«que se vayan todos» y con la enmienda fundamental que es la participación ciudadana,
que viene a sustituir al viejo y cretino «no te metás».
De lo que se trata es de frenar a la bestia de la ignorancia que creció en esta sociedad y que hace que,
por ejemplo, haya tantos incautos que sienten nostalgia de los dictadores o del señor feudal
de La Rioja y su pandilla de mafiosos. Y la única manera de parar a esa bestia es con más y
mejor educación, con mucha y mejor lectura. Y esto es lo que deberíamos recordar
enfáticamente los argentinos este 11 de setiembre.

Algo se mueve ahí abajo

En la gravísima emergencia que vivimos, más que nunca es evidente que una de las causas internas del
desastre es el deterioro de la educación y la lectura. Por años, por décadas, se destrozó la
educación pública mientras era irrefrenable la contumacia del sistema audiovisual
nacional. Así caímos por los despeñaderos del analfabetismo y el abandono de la lectura.
Las consecuencias están a la vista pues todos los ajustes golpean en el mismo lado: el
paulatino embrutecimiento de la sociedad. Eso es lo que quiere el FMI: que seamos un
pueblo cada vez más bruto, más ignorante, porque supuestamente así los argentinos
seremos más manejables, menos rebeldes.

Pero lo más grave no es lo que hace el FMI sino que el FMI tuvo y sigue teniendo gerentes entre
nosotros. Están en la Casa Rosada, en el Congreso, en el Palacio de Justicia, en casi todos
los economistas al servicio de bancos y empresas, en todos los bancos y empresas, y
también en las organizaciones empresariales y sindicales. No hubo un solo ministro de
economía en los últimos 40 años que no les prestara servicios en esta dirección. Eso es el
sistema, ése es el contubernio que nos gobierna cambiando a uno por otro pero siendo
siempre los mismos. Hace 30 ó 40 años que son los mismos, y hace 30 ó 40 años que el
gran edificio de la educación pública argentina empezó a desmoronarse. Y ahí está el
resultado: basta mirar alrededor, basta ver con ojo crítico el propio patio interior, el
bestiario lleno de sonidos y furias que es hoy cualquier calle, cualquier barrio, incluso
cualquier escuela de la Argentina. Y basta ver la necedad de los que mandan, que son
capaces de compartir estas palabras para luego seguir como si nada, cual perfectos
psicópatas. Porque no sentir culpa ni vergüenza, como cualquier estudiante de psicología
sabe, es típica conducta de psicópatas.

Frente a eso la sociedad argentina, aunque agobiada y sumida en el desaliento, resiste. Y mientras una
sociedad resiste, está viva. Y en las provincias sabemos –si no nos tapamos los ojos, desde
ya– que la realidad no es como la muestra la tele porteña, donde se pregona que se
desinflaron las protestas, que estamos desmovilizados y que se vienen el caos y la
violencia. Eso es mentira. Al caos y la violencia lo están organizando los mafiosos que nos
gobernaron y ahora quieren volver, y los nostálgicos de la dictadura y la represión que
también quieren volver. Lo organizan cada día los que matan policías y a la vez dejan que
las malditas policías sean dirigidas por criminales, y a todo lo muestran a diario en sus
cloacas televisivas. Basta ver la histeria mediática de las últimas semanas, proclamando
una inseguridad cierta pero perfectamente organizada.

En el Día del Maestro

Es menester denunciar de viva voz la estupidez que, en coro silencioso con las directivas del FMI,
sigue arruinando la educación pública argentina, haciéndole perder su tradición integradora
de inmigrantes y cultivadora de un sentimiento nacional progresista.

En estas fechas debemos denunciar enfáticamente que la educación pública argentina sigue siendo
desplazada por ese economicismo suicida que nos convirtió primero en un narcocalifato de
negocios e impunidad y luego en el cotidiano infierno experimental de la economía
especulativa internacional.

Es común escuchar, en cualquier conversación, este punto de acuerdo básico: «La solución de todos los
problemas argentinos pasa por la educación». Pero el acuerdo se mediatiza cuando se
advierte que los procesos educacionales son muy lentos, demoran años y exigen mucha
inversión. Cualquier familia sabe que si el futuro está en algún lado es en la educación de
sus hijos. No hay clase social que no lo estime así y que no valore y desee que sus
descendientes crezcan en base al conocimiento por encima de cualesquiera otros valores.
Pero a pesar de ello la educación viene siendo la gran postergada a la hora de las
decisiones. Y las dirigencias políticas y económicas avanzan en su paulatina destrucción.

Bien sabemos que el problema es que en la Argentina se lee poco, cada vez menos, y que este vicio
maldito de la no lectura es lo que echa a perder todas las posibilidades de la modernidad en
la Argentina. Es lo que dificulta los cambios y fortalece la improvisación. Y arraiga la
necedad en los ignorantes, por supuesto.

Sarmiento sólo en la boca

Poco más de tres décadas de autoritarismo, intolerancia y oscurantismo (pienso desde Onganía hasta
ahora) nos cambiaron totalmente: éramos un país casi sin analfabetos, pero hoy estamos
rodeados de analfabetos funcionales. Hoy por lo menos un cuarto de la población argentina
lee y escribe de modo primitivo y apenas funcional. Basta recorrer las periferias urbanas,
adentrarse en lo que queda del viejo mundo agrario o profundizar temas y
cuestionamientos con ciudadanos y ciudadanas jóvenes de cualquier ciudad y actividad. Ni
siquiera hay cifras oficiales confiables, pero datos extraoficiales publicados en varios
diarios, en 1989, indicaban que el 22 por ciento de la población argentina podía ser
considerada analfabeta funcional. No quiero ni imaginar la cifra de este segundo año del
siglo 21. Todos sabemos –vemos– que el analfabetismo ha crecido dramáticamente entre
nosotros. Por eso no existen datos oficiales sobre alfabetización y analfabetismo en la
Argentina y ni siquiera se hace un Censo Nacional como se debiera. Y cuando se hace,
como en noviembre pasado, resulta pésimamente planeado y lo cierto es que aún no se
conocen los verdaderos índices de analfabetismo, provincia por provincia. Y eso no es
casual. Porque los que gobiernan saben que sus resultados son vergonzosos y además les
conviene mantener incluso la ignorancia acerca de la ignorancia. Pueden llenarse la boca
hablando de Sarmiento, pero son la nulidad del pensamiento y la acción sarmientinos.

La lectura no ha dejado de deslizarse por la pendiente: en los años ‘50 los argentinos leían 2,8 libros
por habitante por año; a mediados de los ‘90 bajamos a sólo 1,2 libros por habitante por
año. La encuesta nacional de lectura que realizó el Ministerio de Educación de la Nación
entre febrero y marzo de 2001, demostró que el 41 por ciento de la población lee entre uno
y cuatro libros por año, pero el 36 por ciento no lee ninguno. Demostró que el 44 por
ciento no puede comprar libros; el 46 por ciento nunca va a librerías y el 71 por ciento
jamás concurre a bibliotecas. En contraste, mira televisión «todos o casi todos los días» el
78 por ciento de la población.

Sí, hemos perdido esa costumbre de la libertad y la inteligencia. Leer como trabajo intelectual básico:
entendiendo, interpretando. Basta escuchar el lenguaje coloquial de los argentinos para
advertir el letal resultado del embrutecimiento a que nos condenaron. Si en 1986 don Juan
Filloy señalaba que a despecho de una lengua que consta de más de 70 mil vocablos los
argentinos usábamos apenas entre 800 y 1.200 palabras, hoy el bagaje lexical de nuestros
jóvenes se ha contraído mucho más aún, y se ha e mpobrecido hasta límites no sólo de
indefensión sino de incomunicación.

La educación que queremos

Este es un problema central para nosotros y debería ser la médula de todo 11 de setiembre en la
Argentina: tenemos que recuperar a la educación como razón de Estado. Porque no hay
educación sin Estado. No hay educación sin un Estado responsable que la organice, la
oriente y la dirija de acuerdo a los verdaderos y siempre vigentes intereses nacionales. La
educación, con la salud, son las dos misiones básicas de todo Estado. Y decir esto no es
una antigüedad. Mienten los supuestos modernizadores al servicio de la banca mundial
cuando nos quieren hacer creer que la función del Estado puede ser reemplazada. Eso es
mentira. Cuando el Estado argentino fundaba escuelas y uniformaba con guardapolvos
blancos a niñas y niños de todo el país, cualesquiera fuesen sus orígenes y condiciones
sociales, la Argentina no sólo crecía en posibilidades y talentos sino también en su
autoestima. Cuando el Estado argentino se ocupaba de que los maestros fueran respetados
referentes sociales en cada pueblo y en toda la campiña, y esos maestros podían vivir
dignamente de sus salarios, este país acumulaba una reserva de energía formidable. Por eso
el orgullo consistía en ir a las escuelas públicas, que eran las que daban la mejor educación.

Aquella educación pública gratuita, solidaria, igualadora, no racista y que enseñaba a pensar, a
cuestionar y a tener criterio propio: todo eso es lo que debemos recuperar y para ello
primero hay que saber que es perfectamente posible recuperarlo. El primer paso de toda
resistencia cultural y educativa consiste en no admitir la derrota preanunciada. El primer
paso es saber que todo cambio es posible, y que es básico revertir el discurso negativo y
miserable de los gerentes de la política que dicen que no hay plata. No hay plata para los
ajustados pero sí la hay para la trampa electoral que nuevamente han montado los dos
partidos del contubernio, como sigue habiendo plata para losindignantes planes trabajar y
de jefes y jefas de hogar, así como para seguir pagando coimas.

La reforma constitucional

Al hambre se responde dando pan, y cualquiera lo sabe, pero con estos gobernantes no se puede; de
igual modo, al desempleo se responde con trabajo y a la entrega del país recuperando la
dignidad, pero con las actuales dirigencias eso es imposible. Se trata, entonces, de
deslegitimar el proceso electoral trucho que han lanzado y que sólo interesa a los
profesionales del poder y a quienes han hecho de la política sus salidas laborales. En los
días finales de este sistema corrupto y mafioso que nos llevó a la ruina y todavía gobierna
(en nuestro nombre pero en contra de nuestros intereses), sus personeros son tan caraduras
que encima pretenden relegitimarse por vía electoral. Se trata, entonces, de no convalidar
la trampa, que es el primer paso hacia un cambio verdadero de las estructuras y las
conductas.

Como ya fue plebiscitado con más de tres millones de votos cuando la consulta del Frenapo en
diciembre pasado, no es cierto que no existan soluciones ni propuestas concretas. En la
Argentina hoy tenemos planes de gobierno alternativos muy bien desarrollados, las
posibilidades están dadas, hay gente capacitada y sobra decisión política para llevarlos
adelante. En otras palabras: el cambio en la Argentina es perfectamente posible.

Pero para que se pueda realizar ese cambio, el único camino democrático y no violento es una reforma
constitucional realizada por los verdaderos representantes que la sociedad desee y elija,
pero no con el actual sistema electoral. Por supuesto, para hacer una reforma como ésta
primero debe realizarse un referéndum vinculante que exprese la necesidad y voluntad de
llamar a una convención constituyente, consulta que también deberá realizarse con un
nuevo sistema electoral y además –proponemos algunos– con la fiscalización de
organismos y personalidades del mundo entero. De lo contrario, el contubernio impulsará
una reforma a su medida, o sea otro Pacto de Olivos a puertas cerradas entre los mismos de
siempre.

La reforma es necesaria y urgente porque los cambios deben tener rango constitucional para encauzar a
la Argentina en los rumbos que el pueblo argentino viene reclamando: respeto a la ley,
democracia participativa con control ciudadano y no violencia en la resolución de los
conflictos. Esto es lo que desde el Manifiesto Argentino venimos impulsando desde hace
meses: una revolución democrática y constitucional, capaz de llevar a cabo las muchas
reformas concretas que se han propuesto y ofrecido a la Nación.

Cambiar la República y sanear la política es perfectamente posible y trabajar por ello, afirmo, es la
mejor manera de rendir homenaje a las víctimas inocentes. Tanto las que cayeron en el
despiadado ataque a los símbolos del poder imperial, en los Estados Unidos, como las
nuestras, las de ese 11 de setiembre que es cada día en la Argentina.
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
NOS ESCRIBEN:

YA SOMOS MILES, PERO DEBEMOS SER MILLONES.
Gran Campaña Nacional de recolección de firmas para exigir la REFORMA CONSTITUCIONAL y
en REPUDIO A LA TRAMPA ELECTORAL.
Porque:
estamos a favor de cambios profundos que terminen con la ineficacia, la cobardía y la deshonestidad
de nuestros actuales representantes, que deliberan y gobiernan en nuestro nombre pero en
contra de nuestros intereses.
repudiamos a los que condujeron a la Argentina a la situación desastrosa en que hoy se encuentra y
estamos decididos a no convalidar el fraude ni la revalidación en sus puestos de los
mismos que comprometieron el futuro de nuestro país, y que ahora montan esta farsa
electoral que más se parece a otra vulgar interna partidaria.
rechazamos todas las maniobras tendientes a justificar cualesquiera formas de violencia, como las que
se evidencian desde el poder, algunos medios y los sectores más renuentes a los cambios y
a la Democracia.
nos pronunciamos por el efectivo y riguroso imperio de la Ley, sin atajos, excepciones o impunidades,
y exigimos el restablecimiento de una Justicia independiente.
estamos a favor de una suspensión responsable del pago de la deuda externa pública, con análisis y
renegociación de la deuda legítima, discriminación de la ilegítima y no estatización de la
deuda privada.
queremos recuperar nuestra capacidad de decisión política como país soberano y no admitimos
ninguna cesión o secesión territorial de la República Argentina.
queremos que la Salud, la Educación y la Previsión Social sean asuntos de responsabilidad estatal
básica e indelegable.
la Argentina necesita en esta hora un proyecto de país que sea perdurable y capaz de satisfacer las
necesidades de sus habitantes, sustentado en los valores de Verdad, Justicia, Equidad y
Solidaridad, ejercidos sin populismos ni demagogias.
Por todo esto Nosotros, Pueblo de la Nación Argentina, exigimos un plebiscito vinculante, abierto y
libre, garantizado y controlado por organismos internacionales, para elegir una Convención
Constituyente que establezca las bases de un nuevo sistema democrático participativo y
con firmes controles ciudadanos en el manejo de los asuntos públicos.
Firmamos y hacemos firmar este Manifiesto a la Nación, en todos los lugares de la República
Argentina. (EL PRESENTE DOCUMENTO, CON TODAS LAS FIRMAS, SERÁ
PRESENTADO AL CONGRESO NACIONAL Y SE LO HARÁ CIRCULAR EN TODO
EL MUNDO).
Sume su firma, nombre, apellido, DNI y lugar de residencia en la página del Manifiesto o por correo
electrónico a sifirmomanifiesto@hotmail.com
# # #
SOLICITADA RESUELTA

“Una Abuela de Plaza de Mayo de Córdoba, Sonia Torres es querellada en los Tribunales de esa
provincia por Tránsito Rigatuso, Director de la Escuela «Manuel Belgrano» entre 1974 y
Marzo de 1976.
Silvina Parodi, hija de Sonia, alumna de dicha escuela, desapareció embarazada de siete meses en
marzo de 1976 y la misma suerte corrieron otros once compañeros.
La Abuela Sonia hoy debe soportar un juicio por calumnias e injurias por el «delito» de decir la verdad
en el largo camino de su lucha y soportar que declaren en su contra los secuestradores de
su hija, como testigos de cargo, gozando de la libertad que les otorgan los indultos y las
leyes de obediencia debida y punto final.”

Así comenzaba esta nota en adhesión a la causa de esta Abuela de Plaza de Mayo. Debemos decir que
finalmente la justicia falló en contra del querellante al quedar plenamente comprobada su
participación activa como denunciante y cómpice de los asesinos, secuestradores y
torturadores que actuaron durante la última dictadora militar de Argentina. En una época
en que la justicia se encuentra totalmente degradada en nuestro país, es reconfortante ver
que pequeñas (y grandes) cosas, aún ocurren.
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
DIRECCIONES Y NOTICIAS DE INTERÉS:

GUÍA CULTURAL DE CÓRDOBA
Recomendamos especialmente suscribirse a la misma, para lo cual pueden hacerlo en línea a través de
la página (www.guiacultural.com) o por correo electrónico a juliocortez@tutopia.com
# # #
El Coro de la Fundación Educativa y Cultural
Manuel de Falla tiene el agrado de dirigirse a Uds. a fin de invitarlos a participar del “Primer
Encuentro Internacional de Coros en las Sierras de Paravachasca ”.
Este encuentro tendrá lugar los días 11; 12 y 13 de Octubre en nuestra ciudad de Alta Gracia, la cual
cuenta con una vasta y reconocida tradición en la organización de este tipo de eventos.
Conocedores de la necesidad de crear nuevos espacios para el desarrollo de la actividad coral y
contando con un grupo de personas experimentadas en la organización de estos eventos es
que los invitamos a sumarse a nuestra propuesta.
La organización del Encuentro ofrece:
* Conciertos en el auditorio sede del encuentro y participación en conciertos barriales y en los centros
balnearios próximos a la ciudad
* Posibilidad de otros conciertos en Iglesias, Colegios o Museos
* Conferencias y Talleres afines a la actividad musical
* Actividades recreativas y de integración en los predios de la Colonia J. M. Paz
* Visitas guiadas gratuitas por nuestras serranías y por el casco histórico de nuestra ciudad, Patrimonio
Cultural de la Humanidad (UNESCO).
* Alojamiento por los tres días en la totalmente remozada Colonia José M. Paz (hasta cubrir 300
plazas), desayunos, cena del Viernes, almuerzo y cena del Sábado y almuerzo del
Domingo,(no incluye bebidas), por $ 45 (ó U$S 15) por persona. Quienes opten por no
alojase en la Colonia J. M. Paz deberán abonar $30 (ó U$S 10) por persona por la comida
de los tres días, en tanto que aquellos que nos acompañen una sola jornada deberán abonar
un canon de $8 por persona lo que les dará derecho a participar de una comida.
* Brindis, baile y peña, Sábado a la noche. Asado de camaradería el Domingo.
* Posibilidad de convivir durante un fin de semana con coreutas de todo el país en el hermoso marco
de las Sierras de Córdoba
Para recibir el formulario de inscripción que deberá solicitarlo, a la mayor brevedad posible mediante
carta a: Coro de la Fundación Educativa y Cultural Manuel de Falla – Urquiza 275 – c..p.
5186 – Alta Gracia, o al e-mail corodefalla@yahoo.com.ar y enviar los antecedentes del
Coro y curriculum del director
Para aceptar la participación en este encuentro la organización tendrá en cuenta tanto los antecedentes
del coro como el envío de los requisitos en tiempo y forma.
Las pre-inscripciones se receptarán hasta el día 20 de Setiembre, y dado que hay un tope de cinco
coros por noche rogamos a los interesados se comuniquen con nosotros a la mayor
brevedad posible a fin de garantizar su participación.
El “Primer Encuentro Internacional de Coros en las Sierras de Paravachasca” es una grata experiencia
donde se combinan la música, la camaradería y la posibilidad de vivir tres días
maravillosos en las Sierrasde Córdoba.
Mayores informes a los Te. 03547-425943 (Mirna Bardagí) – 03547-15595914
(Néstor Ferrari) – 03547-422134 (Fundación Manuel de Falla)
# # #
El 6º CERTAMEN INTERNACIONAL DE COROS, tendrá desarrollo en la ciudad de Trelew y
localidades cercanas del 16 al 21 de septiembre del año 2003.
En el próximo Certamen tendremos las categorías Grupos Vocales (4 a 15 integrantes), Coro
Masculino, Coro Femenino y Coro Mixto (16 a 45 integrantes) debiendo ser los cantantes
mayores de 16 años de edad en todos los casos.
Asimismo será posible presentarse en las instancias competitiva y no competitiva, en las que los Coros
participarán de todas las actividades del Festival y la única diferencia es que en la parte no
competitiva las actuaciones no serán evaluadas por los Miembros del prestigioso Jurado
Internacional y por lo tanto no serán tomadas en cuenta a la hora de adjudicar los Premios.
El Programa del Certamen comprende además una instancia de perfeccionamiento con el dictado de
Talleres Corales Internacionales a cargo de destacados Profesores y de los Miembros del
Jurado, y también el “Concierto de las Naciones” como Apertura, tres Jornadas de
Competencia, un desfile con actuación de los Coros por las principales calles de la ciudad,
Conferencias, actuaciones informales en Escuelas y para la radio y la televisión, una fiesta
de cierre y la posibilidad de hacer recorridos turísticos por las bellezas naturales de la zona
(Navegación de avistaje de ballenas, visita a reserva de pingüinos o tomar el tradicional té
galés en Gaiman).
La inscripción se encuentra abierta hasta el día 1º de mayo de 2003 debiéndose presentar una
grabación reciente del Coro, Curriculum y fotos del elenco y de su Director y Programa de
Competencia o Actuación, los que serán evaluados a fin de determinar la admisión al
Certamen, que se anunciará el día 1º de junio de 2003.
Informes:
cic2003@topmail.com.ar Casilla de Correo Nº 220 – U9100ZAA TRELEW – Chubut – Patagonia –
República Argentina.
# # #
«34º Encuentros Corales de Verano»
La Sociedad de los Encuentros Corales, entidad cultural sin fines de lucro, invita a Coros a participar
de los Encuentros Corales de Verano que se realizarán durante los meses de enero y
febrero de 2003, en la localidad de Villa Gesell, Buenos Aires – Argentina.
Los Encuentros Corales de Verano son un evento cultural que se lleva a cabo desde hace ya 34 años en
forma ininterrumpida, donde coros de distintas partes del país y del exterior conviven siete
días (según los turnos correspondientes) alojados en el Campamento Coral.
Cada coro durante su estadía realiza dos conciertos al aire libre, en el Anfiteatro del Pinar, lindero al
mismo, con entrada libre y gratuita, los días miércoles y sábado.
El Campamento cuenta con una infraestructura suficiente para albergar a 120 coreutas por día, con
cómodos dormitorios para varones y mujeres, con camas cuchetas y amplios núcleos
sanitarios completos, con agua fría y caliente durante todo el día.
Se emplaza a unos 1200 metros de distancia del mar, enclavado en un bosque de pinos, una de las
primeras forestaciones realizadas por Don Carlos I. Gesell: anexo al mismo se encuentra el
Anfiteatro del Pinar, natural y al aire libre, de excelente acústica donde se realizan los
conciertos.
El costo de la estadía es de u$s 2.-, por día y por persona.
La comida (desayuno, almuerzo y cena) es provista por una Empresa Gastronómica, contratada al
efecto. Su costo será informado oportunamente.
Para mayor información nuestra página web: www.encuentroscorales.com.ar
Raúl GARCIA Secretario Sociedad de los Encuentros Corales Tel/Fax: (0221)424-9604
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
MATERIAL DISPONIBLE:

LIBROS:
“Cartas sobre la Educación Musical” de Virgilio Tosco y Elizabeth Burba ($10)
(http://takiancay.org.ar/Contenido/cartas.htm)
DISCOS:
“LA CRUZ DEL EJE”, Compilado de artistas de esta localidad de la Provincia de Córdoba ($12)

“Homenaje a García Lorca” – Programa SOSTENIENDO UTOPÍAS de junio de 1999, durante el cual
Virgilio Tosco expone sus investigaciones sobre el músico Federico García Lorca en
ocasión del centenario de su nacimiento. Disco doble, valor $15

“Quinto Encuentro Generacional de Coros” – Grabación documental de la quinta edición de este ciclo
que reúne a coros de diferentes generaciones. En esta están
Grupo de Madres de Música Esperanza (Córdoba)
Coro Juvenil del Instituto Manuel de Falla (Villa Carlos Paz)
Taller de Iniciación Coral del P.U.A.M. (Programa Universitario para Adultos Mayores, Córdoba)
Niños del Colegio Israelita General San Martín (Córdoba)
CantARTE (Córdoba)

Valor del disco ($ 8)

“Tanguedad” de Quique Pinto y Chabela – Intérpretes cordobeses con repertorio tradicional de tango
($15)
“Cuéntalo Cantando”, “Llueve a Cántaros”, “Cántaro”, del grupo Cántaro de México ($15 c/u)

Para quienes estén interesados en adquirir este material, favor de comunicarse enviando un correo a
mailto:takiancay@ijcv.com?subject=MATERIAL

con una descripción en el cuerpo del mensaje de lo que desean y sus datos
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
Si conoce alguien a quien pueda interesarle algo de lo que aquí se trata, agradeceremos reenvíe este
Boletín a su dirección o le acerque la nuestra.
La distribución del Boletín se hace por suscripción en forma gratuita. La remoción de la lista de envío
no implica ningún gasto al suscriptor como tampoco su reinscripción, las cuales pueden
hacerse en cualquier momento.
Los números ya editados pueden consultarse en la página de Fundación Takian Cay,
http://takiancay.org.ar, donde encontrarán a un vínculo que los llevará a la página de
Boletines. A través de ella pueden suscribirse, enviar sugerencias, notas, colaboraciones y
(ojalá que no) cancelar la suscripción:
http://takiancay.org.ar/takiancay/Contenido/infodat.htm
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
Este Boletín está editado por miembros de la Fundación Takian Cay. Cualquier comunicación puede
hacerse a:
FUNDACIÓN TAKIAN CAY – Félix Aguilar 1557 “A” – (X5000BCM) Córdoba – Argentina
TELÉFONO Y FAX: +54 (0) 351 489 5580
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

13

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *