«UTOPÍAS Y REALIDADES», N° 63, Octubre 10 de 2004

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
«UTOPÍAS Y REALIDADES», N° 63, Octubre 10 de 2004. –
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
Bienvenidos a esta edición del Boletín Gratuito de FUNDACIÓN TAKIAN CAY, que usted recibe
por haberse suscrito, porque se lo ha reenviado algún conocido, por una invitación
particular o por error.
Al final de este Boletín encontrará toda la información necesaria para SUSCRIBIRSE, enviar
COLABORACIONES, CRÍTICAS o SUGERENCIAS, o CANCELAR su suscripción.
Los números ya editados están disponibles en http://takiancay.org.ar
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
Más información sobre las actividades de Fundación Takian Cay en: http://takiancay.org.ar –
http://sosteniendoutopias.com.ar.
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
RESUMEN
NOTICIAS Y DIRECCIONES DE INTERÉS
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
CÓMO CONTACTARSE CON NOSOTROS
En la página de la Fundación, takiancay.org.ar, en el vínculo al formulario de contactos.
En el programa de radio SOSTENIENDO UTOPÍAS, que tiene su propia página:
http://sosteniendoutopias.com.ar, donde permanentemente actualizamos las novedades del mismo,
con vínculos a formularios de contactos y al reproductor de Windows Media mediante el
cual puede escuchar nuestras emisiones por Internet, (momentáneamente suspendidas
por problemas de infraestructura técnica) los sábados de 16:00 a 18:00, así como las de
Frituras de Mandioca, el excelente programa sobre Rock en Argentina y América Latina
que conduce el profesor Lucio Carnicer, los viernes de 22:00 a 24:00, hora argentina.
Invitamos también a compartir este Boletín con personas o entidades de su conocimiento,
redirigiéndolo a sus direcciones de correo, o proporcionándonos su dirección de correo
en el formulario de suscripción:
http://takiancay.org.ar/takiancay/Contenido/infodat.htm
El contenido de este documento refleja la opinión o posición de los firmantes de cada artículo,
comentario o colaboración, no haciéndose responsable la Fundación Takian Cay ni los
editores de este Boletín de tales conceptos, pudiendo, incluso, estar en desacuerdo con
ellos.
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
NO A LA VIOLENCIA – NO AL ALCA
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
RESUMEN

Pasaron casi dos meses de la última entrega, y si pensaron que se iban a librar de estas, se
equivocan. La tarea cotidiana impide una mejor regularidad, además de reflejar a tiempo
las noticias que nos llegan, por lo cual pedimos disculpas a quienes nos envían
información que pierde actualidad por ello.
La reformulación de la estética del boletín y el método de suscripción también está retrasado por las
mismas causas. Esta entrega hemos preferido que sea concisa y jugosa. Por eso
transcribimos (y traducimos) un excelente artículo de Eugenio Tadeu Pereira sobre la
invasión sonora y la educación musical, y una visión de Gabriel García Márquez sobre
Fidel Castro. Esperamos disfruten de ambos. Al final algunas noticias que todavía están
vigentes.
Y una noticia que para nosotros es un gran orgullo: el anuncio de que el sábado 11 de diciembre
recibiremos en Córdoba a Carmen Guzmán, guitarrista, cantante y compositora que en
ese mes cumple SESENTA AÑOS de trayectoria artística, y que dará un concierto que
Fundación Takian Cay organiza en homenaje a su talento que brinda en la plenitud de su
capacidad artística. Lamentamos que quienes estén lejos de Córdoba no puedan
regocijarse con su arte, pero no nos da para más.
Finalmente, hemos estado incluyendo por error el anuncio, en el encabezado, de las transmisiones
por Internet de nuestros programas de radio, que hace tiempo están interrumpidas.
Esperamos restituir este servicio en un futuro próximo.
Los nuevos suscriptores: Ana Margarita Radivo, Jorge Lucero y Victoria Ros, de Buenos Aires,
Dante Poligritte, de Córdoba, David Lluy Torres, de las Islas Baleares, Nancy Espizúa,
de Tierra del Fuego, Pablo Mernes, de Entre Ríos, Romina Serafino, de San Juan, Juan
Carlos Gaviria, de Colombia, y Miguel Badano, sin datos. A todos, bienvenidos y
gracias.
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
COTIDIANO SONORO
Eugênio Tadeu Pereira

Vivimos envueltos en un universo de sonidos, que genera una vasta experiencia sonora, incluida en
nuestro bagaje existencial, bien guardada en un rincón de la memoria. Oímos primero
los ruidos internos de nuestras madres: las aceleraciones y desaceleraciones de su pulso,
de sus latidos cardíacos, de su circulación sanguínea. Al nacer comenzamos una
interrelación directa con ese universo sonoroque nos rodea e inauguramos nuestra
presencia en un grupo social. De a poco nos vamos enterando de ese mundo sonoro e
interactuando con él, construyendo nuestra identidad.

En ese mundo sonoro estamos insertados cotidianamente. Ya sea en el campo o la ciudad, todo es
muy intenso, y nuestros sentidos quedan casi perdidos ante tantos estímulo sonoros. Hay
una compleja producción sonora, a la cual nuestra percepción, sabiamente, no responde,
ya que de hacerlo nos desorientaríamos ante tanta profusión disonante

Entre esa abundancia sonora nos damos con la música y, desde tierna edad, quedamos envueltos por
la experiencia y producción audibles de quienes nos rodeaban. Nuestros gustos
musicales son basados, principalmente, en las experiencias del grupo social al que
pertenecíamos (y pertenecemos), Heredamos esa herencia familiar/ grupal y esa marca
nos acompaña.

Lo que se oía incidió (¡e incide!) en nuestro gusto y apreciación musicales. Mas tarde los amigos y
la escuela se volverán también referencias importantes en esa formación, pero el
ambiente de nuestra primera inserción social es el lugar, por excelencia, de la más
profunda educación musical. Es posible también que las referencias mencionadas
puedan actuar en sentido contrario. Por ejemplo, puede ocurrir que en un ambiente
donde sólo se escucha un determinado tipo de música, crezca alguien que trace otro
camino musical. Las referencias son sólo referencias y no determinantes.

De esa manera, así como fuimos influidos por lo que nuestros padres, referentes y educadores oían,
aquello que hoy oímos tiene gran posibilidad de reflejarse en la educación musical de
nuestros hijos y alumnos. Si nuestra costumbre fuera oír solamente un determinado tipo
de música, crearemos una «monocultura musical» en la que solamente será aceptada a
música que se encasille en ese patrón. Esa «monocultura musical», además de formarse
por la influencia familiar/ grupal, está marcada intensivamente por el bombardeo de la
industria discográfica que tiene a la radio y la televisión como fieles aliados. En la gran
mayoría de los casos la intención es llevar al oyente a un determinado consumo estético
y no a una variedad estética. El objetivo es la venta de un producto de fácil consumo y
no un producto desarrollado y pensado para que las personas sean llevadas a reflexionar
y a aguzar el sentido estético y la sensibilidad. Casi todo es hecho para el consumo
inmediato empaquetado en un conjunto simplote con agregados gestuales y «eróticos».
El cuerpo viene como agregado y como un paquete que integra una mercadería musical.

¿Será posible abrir nuestra escucha a varios tipos de música? Creo que sí, pues al comenzar a
deconstruir nuestros patrones musicales y tener más curiosidad en oír otras músicas,
nuestras preferencias musicales tienen una gran chance de modificarse. Al final el gusto
se forma, no es algo listo y acabado

El mundo nos ofrece una gama infinita de expresiones e impresiones musicales. Aferrarnos a un
único modelo nos priva de saborear los sonidos y ritmos de otras culturas y de otras
épocas. La música, en verdad, no tiene fecha ni está fijada en un determinado lugar, sino
que trasciende la historia y los espacios geográficos en una experiencia humana estética
intemporal.

Reeducarse en relación a la música e un aprendizaje, y todo aprendizaje lleva tiempo. Precisamos ir
lentamente, pero es urgente apurar nuestros oídos, como nos alerta Murray Schaffer en
su libro «El oído pensante», pues estamos en un mundo extremadamente barullento y
agitado, que nos impele a no escuchar los susurros y los suspiros más sutiles. Vivimos
en un constante zumbido urbano y todo debe ser amplificado. Si no hay un micrófono,
gritamos, y aún ante un micrófono gritamos. Los karaokes están ahí, distribuidos en los
bares, las fiestas infantiles y de adolescentes, en las fiestas familiares y de las escuelas.
Quien más grita consigue un óptimo resultado en la puntuación ficticia del oído sordo de
la máquina. El playback conduce la extenuante voz que, fija en el monitor, acompaña los
colores y el puntito que marca la pulsación. la articulación y la letra de la música. Todo
es hecho de efectos, preciosamente empaquetados al gusto del feligrés y de la platea,
sordomuda, que envidia y desea el lugar de aquél que consiguió el «éxito». ¿Dónde está
la música en ese frenesí sonoro – visual? Puede quizá hasta haber una experiencia que
roza lo musical. pero por lo que observo, el frenético deseo de acompañar la letra y el
arreglo sonoro crea una ansiedad en quien se sujeta a los apuros de los sonidos
mecánicos, llevándolo a una no – escucha. Es claro que hay quienes están oyendo, pero
llamo la atención sobre el contexto de intenso ruido y excitabilidad. Me preocupa el
volumen de sonido producido en esos lugares. ¿Será que el estímulo en exceso lleva a
una ampliación de la sensibilidad estético musical y un desarrollo de la calidad auditiva?

La verdad, no tenemos en cuenta el silencio, pues nos refleja y muestra cono estamos internamente.
¿Cuántos de nosotros cargamos un fin de semana o en vacaciones con un reproductor de
discos compactos para el descanso en el campo o la playa? Intentamos anular nuestro
murmullo interno oyendo los chillidos y ruidos mecánicos de los aparatos sonoros y de
las músicas de moda, de hoy o de ayer.

La escucha requiere silencio.

Estamos en un mundo donde la «educación» para consumo inmediato y descartable es lo que más se
propaga. A cada año aparece un grupo «nuevo» formado artificialmente para tener
suceso, vender discos y después ser sustituido por otro. Casi todo es descartable y eso ha
sido así, ininterrumpidamente. Los hechos se repiten y nosotros, espectadores,
engullimos cada producto de esos como algo bueno y único. Es impresionante cómo
esas producciones musicales, vendidas en la TV y la radio, afectan la educación musical
de nuestros niños, y la nuestra inclusive. Los gestos y las danzas estereotipadas son,
desgraciadamente, apoyadas por los adultos que encuentran «graciosos» a los niños
bailando, gesticulando, e imitando a los grupos que se presentan en los programas de
televisión.

¿Cómo se da esa producción distribuida en los medios? ¿A quién sirve? Ví, tiempo atrás, una placa
de un canal de TV, con una frase que asusta: «Nuestra pantalla está inspirada en vos».
Toda televisión se inspira en el público que la ve, es cierto, pero la programación
televisiva es una vía de mano única, no hay diálogo entre el teleespectador y la
producción de la emisora. Nuestro único canal de diálogo es el botón de prende – apaga.
Si exigiésemos calidad, si fuésemos más críticos e inventivos, las programaciones
serían, con certeza, muy diferentes. Así pasa también con la música. Es bueno estar
atentos para no hundirnos en esa dictadura sonoro/ gestual, ese delirio histérico de
auditorio.

Vivimos hablando de los cuidados de la salud, del patrimonio público y de los más variados campos
de nuestro modo de vida, pero nos olvidamos de cuidar de nuestros oídos. Ese celo
auditivo debería ser un punto de constante recordación en nuestra educación corriente y
en la educación escolar, pues aquello que consumimos sin ninguna reflexión se instala
como una escoria en lo más profundo de nuestra alma. La música es una de las
manifestaciones artísticas que más se acerca a lo íntimo de nuestro ser. Por eso es
importante que estemos atentos para no absorber la basura musical que nos es presentada
día a día en ese bombardeo mercadológico, y exigir que nos muestren una mayor
variedad musical en la radio, la TV, y en las fiestas sociales. ¡El mundo está repleto de
músicas! ¿Cómo podemos escoger algo si no lo conocemos?. Al final sólo podemos
elegir a partir de un conjunto de referencias.

Siendo así es imprescindible seleccionar lo que queremos oír porque, como dije anteriormente,
nuestros niños son afectadas por nuestro gusto y por lo que estamos oyendo. Cierta vez
leí en una revista una frase de Hermeto Pascoal que decía: «La música mala duele en el
alma y no en los oídos»; da qué pensar, ¿no?

Sugestiones de lectura:

BENJAMIN, Walter. Reflexões: a criança, o brinquedo, a educação. São Paulo: Summus, 1984.
CHAMBOREDON, J.C, e PREVOT, J. Ofício de Criança. In. GRÁCIO, Sérgio e STOER, Stephan.
Sociologia da Educação II– Antologia: A Construção Social das práticas Educativas.
Lisboa: Livros Horizonte, 1982.
NACHMANOVITCH, Stephen. Ser Criativo – o poder da improvisação na vida e na arte; [tradução
de Eliana Rocha].– São Paulo: Summus,1993.
PEREIRA, E. Tadeu. Brinquedos e infância. Revista Presença Pedagógica, Belo Horizonte, Nº 44,
Mar./ Abr. 2002.
_______________. A difusão da canção infantil. IV Encontro da Canção Infantil Latino-americana e
do Caribe – Córdoba Argentina – Disponível em www.ijcv.com/4encuentro – 1999
SCHAFFER, Murray. O Ouvido Pensante. São Paulo: Unesp, 1991.

Eugênio Tadeu Pereira es Profesor de la Escola de Belas Artes /UFMG, ex-Profesor de la Escola
Fundamental do Centro Pedagógico da UFMG; idealizador de Pandalelê – Laboratório
de Brincadeiras; integrante del Grupo Rodapião; Maestro en Educación/ FaE/ UFMG e
integra el Movimiento de la Canción Infantil Latinoamericana y Caribeña.
Obs. Este texto tiene las valiosas lecturas de Patrícia de Andrade, Luis Pescetti, Luis Prazeres, Adair
Carvalhais y Julio Villarroel.
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
EL FIDEL QUE CREO CONOCER
Gabriel García Márquez 2004-08-12

Cuando habla con la gente de la calle, la conversación recobra la expresividad y la franqueza cruda
de los afectos reales. Lo llaman: Fidel. Lo rodean sin riesgos, lo tutean, le discuten, lo
contradicen, le reclaman, con un canal de trasmisión inmediata por donde circula la
verdad a borbotones. Es entonces que se descubre al ser humano insólito, que el
resplandor de su propia imagen no deja ver.

Su devoción por la palabra.

Su poder de seducción.

Va a buscar los problemas donde estén.

Los ímpetus de la inspiración son propios de su estilo.

Los libros reflejan muy bien la amplitud de sus gustos.

Dejó de fumar para tener la autoridad moral para combatir el tabaquismo.

Le gusta preparar las recetas de cocina con una especie de fervor científico.

Se mantiene en excelentes condiciones físicas con varias horas de gimnasia diaria y de natación
frecuente.

Paciencia invencible.

Disciplina férrea.

La fuerza de la imaginación lo arrastra a los imprevistos.

Tan importante como aprender a trabajar es aprender a descansar. Fatigado de conversar, descansa
conversando.

Escribe bien y le gusta hacerlo.

El mayor estímulo de su vida es la emoción al riesgo.

La tribuna de improvisador parece ser su medio ecológico perfecto.

Empieza siempre con voz casi inaudible, con un rumbo incierto, pero aprovecha cualquier destello
para ir ganando terreno, palmo a palmo, hasta que da una especie de gran zarpazo y se
apodera de la audiencia. Es la inspiración: el estado de gracia irresistible y deslumbrante,
que sólo niegan quienes no han tenido la gloria de vivirlo.

Es el antidogmático por excelencia.

José Martí es su autor de cabecera y ha tenido el talento de incorporar su ideario al torrente
sanguíneo de una revolución marxista.
La esencia de su propio pensamiento podría estar en la certidumbre de que hacer trabajo de masas es
fundamentalmente ocuparse de los individuos. Esto podría explicar su confianza
absoluta en el contacto directo.

Tiene un idioma para cada ocasión y un modo distinto de persuasión según los distintos
interlocutores. Sabe situarse en el nivel de cada uno y dispone de una información vasta
y variada que le permite moverse con facilidad en cualquier medio.

Una cosa se sabe con seguridad: esté donde esté, como esté y con quien esté, Fidel Castro está allí
para ganar.

Su actitud ante la derrota, aun en los actos mínimos de la vida cotidiana, parece obedecer a una
lógica privada: ni siquiera la admite, y no tiene un minuto de sosiego mientras no logra
invertir los términos y convertirla en victoria.

Nadie puede ser más obsesivo que él cuando se ha propuesto llegar a fondo a cualquier cosa.

No hay un proyecto colosal o milimétrico, en el que no se empeñe conuna pasión encarnizada. Y en
especial si tiene que enfrentarse a la adversidad. Nunca como entonces parece de mejor
talante, de mejor humor. Alguien que cree conocerlo bien le dijo: Las cosas deben andar
muy mal, porque usted está rozagante.

Las reiteraciones son uno de sus modos de trabajar. Ej.: El tema de la deuda externa de América
Latina, había aparecido por primera vez en sus conversaciones desde hacía unos dos
años, y había ido evolucionando, ramificándose, profundizándose. Lo primero que dijo,
como una simple conclusión aritmética, era que la deuda era impagable. Después
aparecieron los hallazgos escalonados: las repercusiones de la deuda en la economía de
los países, su impacto político y social, su influencia decisiva en las relaciones
internacionales, su importancia providencial para una política unitaria de América
Latina… hasta lograr una visión totalizadora, la que expuso en una reunión internacional
convocada al efecto y que el tiempo se ha encargado de demostrar.

Su más rara virtud de político es esa facultad de vislumbrar la evolución de un hecho hasta sus
consecuencias remotas…pero esa facultad no la ejerce por iluminación, sino como
resultado de un raciocinio arduo y tenaz.

Su auxiliar supremo es la memoria y la usa hasta el abuso para sustentar discursos o charlas privadas
con raciocinios abrumadores y operaciones aritméticas de una rapidez increíble.
Requiere el auxilio de una información incesante, bien masticada y digerida.

Su tarea de acumulación informativa principia desde que despierta. Desayuna con no menos de 200
páginas de noticias del mundo entero. Durante el día le hacen llegar informaciones
urgentes donde esté, calcula que cada día tiene que leer unos 50 documentos, a eso hay
que agregar los informes de los servicios oficiales y de sus visitantes y todo cuanto
pueda interesar a su curiosidad infinita.

Las respuestas tienen que ser exactas, pues es capaz de descubrir la mínima contradicción de una
frase casual.

Otra fuente de vital información son los libros. Es un lector voraz. Nadie se explica cómo le alcanza
el tiempo ni de qué método se sirve para leer tanto y con tanta rapidez, aunque él insiste
en que no tiene ninguno en especial. Muchas veces se ha llevado un libro en la
madrugada y a la mañana siguiente lo comenta. Lee el inglés pero no lo habla.
Prefiere leer en castellano y a cualquier hora está dispuesto a leer un papel con letra que
le caiga en las manos.

Es lector habitual de temas económicos e históricos. Es un buen lector de literatura y la sigue con
atención.

Tiene la costumbre de los interrogatorios rápidos. Preguntas sucesivas que él hace en ráfagas
instantáneas hasta descubrir el por qué del por qué del por qué final.

Cuando un visitante de América Latina le dio un dato apresurado sobre el consumo de arroz de sus
compatriotas, él hizo sus cálculos mentales y dijo: Qué raro, que cada uno se come
cuatro libras de arroz al día.

Su táctica maestra es preguntar sobre cosas que sabe, para confirmar sus datos. Y en algunos casos
para medir el calibre de su interlocutor, y tratarlo en consecuencia. No pierde ocasión de
informarse.

Durante la guerra de Angola describió una batalla con tal minuciosidad en una recepción oficial ,
que costó trabajo convencer a undiplomático europeo de que Fidel Castro no había
participado en ella. El relato que hizo de la captura y asesinato del Che, el que hizo del
asalto de la Moneda y de la muerte de Salvador Allende o el que hizo de los estragos del
ciclón Flora, eran grandes reportajes hablados.

Su visión de América Latina en el porvenir, es la misma de Bolívar y Martí, una comunidad integral
y autónoma, capaz de mover el destino del mundo.

El país del cual sabe más después de Cuba, es Estados Unidos. Conoce a fondo la índole de su
gente, sus estructuras de poder, las segundas intenciones de sus gobiernos, y esto le ha
ayudado a sortear la tormenta incesante del bloqueo.

En una entrevista de varias horas, se detiene en cada tema, se aventura por sus vericuetos menos
pensados sin descuidar jamás la precisión, consciente de que una sola palabra mal usada,
puede causar estragos irreparables. Jamás ha rehusado contestar ninguna pregunta, por
provocadora que sea, ni ha perdido nunca la paciencia.

Sobre los que le escamotean la verdad por no causarle más preocupaciones de las que tiene: Él lo
sabe. A un funcionario que lo hizo le dijo: Me ocultan verdades por no inquietarme, pero
cuando por fin las descubra me moriré por la impresión de enfrentarme a tantas verdades
que han dejado de decirme. Las más graves, sin embargo, son las verdades que se le
ocultan para encubrir deficiencias.

Cuando habla con la gente de la calle, la conversación recobra la expresividad y la franqueza cruda
de los afectos reales. Lo llaman: Fidel. Lo rodean sin riesgos, lo tutean, le discuten, lo
contradicen, le reclaman, con un canal de trasmisión inmediata por donde circula la
verdad a borbotones. Es entonces que se descubre al ser humano insólito, que el
resplandor de su propia imagen no deja ver.

Este es el Fidel Castro que creo conocer: Un hombre de costumbres austeras e ilusiones insaciables,
con una educación formal a la antigua, de palabras cautelosas y modales tenues e
incapaz de concebir ninguna idea que no sea descomunal. Sueña con que sus científicos
encuentren la medicina final contra el cáncer y ha creado una política exterior de
potencia mundial, en una isla 84 veces más pequeña que su enemigo principal.
Tiene la convicción de que el logro mayor del ser humano es la buena formación de su conciencia y
que los estímulos morales, más que los materiales, son capaces de cambiar el mundo y
empujar la historia.

Lo he oído en sus escasas horas de añoranza a la vida, evocar las cosas que hubiera podido hacer de
otro modo para ganarle más tiempo a la vida. Al verlo muy abrumado por el peso de
tantos destinos ajenos, le pregunté qué era lo que más quisiera hacer en este mundo, y
me contestó de inmediato: «pararme en una esquina».
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
DIRECCIONES Y NOTICIAS DE INTERÉS:
Nuestro frecuente colaborador y sanitarista Julio Monsalvo ha inaugurado una páfina en Internet que
invitamos a visitar para enterarse de su visión sobre la salud y muchos otros aspectos
interesantes. Saludamos y felicitamos esta iniciativa. La dirección es :
http://www.altaalegremia.com.ar

Recomendamos leer RED DE REDES
EL SALUDABLE BOLETÍN DE LA SALUD EN MANOS DE LA COMUNIDAD
Para recibirlo gratuitamente, correspondencia a:
– Marcela Bobatto La Pampa 705, 3380 Eldorado, Misiones, Argentina, bobatto@ceel.com.ar
Julio Monsalvo, J. M. Uriburu 341-2°-C, 3600 Formosa, Argentina, alta_alegremia@yahoo.com.ar
# # #
CONCURSO PROVINCIAL LITERARIO FALLA 2004
La Dirección Municipal de Educación y Cultura y la Comisión de Amigos de la Cultura, con motivo
del Festival Falla 2004, invitan a todos los escritores residentes en la Provincia de
Córdoba con edad mínima de 21 años a la fecha de cierre del presente, a participar del
CONCURSO LITERARIO PROVINCIAL FALLA 2004, en los siguientes géneros:
POESÍA, NARRATIVA Y ENSAYO (Artículo), el que se ajustará al siguiente
REGLAMENTO
Las obras serán originales e inéditas y de tema libre para Poesía y Narrativa; para Ensayo, el tema
deberá tener relación con PATRIMONIO CULTURAL.
Se receptarán en Poesía hasta 2 (dos) obras por participante con una extensión máxima de 30
(treinta) versos cada una; en Narrativa, hasta 2 (dos) obras con una extensión máxima de
5 (cinco) páginas; y en Ensayo (Artículo) hasta 2 (dos) obras por participante con una
extensión máxima de 3 (tres) páginas.-
Los autores deberán usar un solo seudónimo con el cual firmarán todos sus trabajos y que será
distinto del utilizado en anteriores ediciones del Concurso Falla. Las obras se remitirán
en 3 (tres) copias mecanografiadas o transcriptas por computadora, tamaño oficio a
doble espacio, en sobre cerrado con la siguiente leyenda: DIRECCIÓN MUNICIPAL
DE EDUCACIÓN Y CULTURA- CONCURSO LITERARIO PROVINCIAL FALLA
2004.- En su interior, se colocará otro sobre donde se consignará: en su exterior, el
seudónimo, género y título de la obra; en su interior, los siguientes datos: género, título
de la obra, seudónimo, nombre y apellido, fecha de nacimiento, documento de identidad,
domicilio y teléfono.- Se deberá enviar un sobre con los datos indicados para cada obra
presentada.-
Las obras se receptarán hasta el 5 de noviembre de 2004, a las 14 hs., en Casa de la Cultura, España
76 (CP. 5186) Alta Gracia.- Para las obras enviadas por correo, se tendrá en cuenta la
fecha del sello postal.-
El Jurado estará integrado por tres miembros, dictaminará sobre las obras enviadas y adjudicará los
premios que serán dados a conocer en acto público el día 27 de noviembre de 2004 a las
19 hs. en la Casa de la Cultura de Alta Gracia. La decisión del Jurado será inapelable.-
Se instituyen los siguientes premios: PRIMER PREMIO PARA CADA GÉNERO: $200.- (pesos
doscientos) y publicación.- SEGUNDO PREMIO PARA CADA GÉNERO:
publicación.- El Jurado podrá declarar desierto alguno de ellos, así como también
otorgar Menciones. Los Premios Publicación serán presentados durante el desarrollo del
Festival Falla 2005.-
Los trabajos no premiados podrán ser retirados de la Casa de la Cultura hasta el día 20 de diciembre
de 2004. En caso contrario se procederá a su destrucción.-
Todo caso no previsto en el presente Reglamento, será dirimido en forma inapelable por la
Dirección Municipal de Educación y Cultura de Alta Gracia.-
9. Queda establecido que todo participante del presente Concurso acepta automáticamente las
cláusulas.-
Municipalidad de Alta Gracia Dirección de Educación y Cultura – España 76 – Tel. / Fax (03547)
428125 – Córdoba
# # #
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
Si conoce alguien a quien pueda interesarle algo de lo que aquí se trata, agradeceremos reenvíe este
Boletín a su dirección o le acerque la nuestra. La distribución del Boletín se hace por
suscripción en forma gratuita. La remoción de la lista de envío no implica ningún gasto
al suscriptor como tampoco su reinscripción, las cuales pueden hacerse en cualquier
momento.
Los números ya editados pueden consultarse en la página de Fundación Takian Cay,
http://takiancay.org.ar, donde encontrarán a un vínculo que los llevará a la página de
Boletines. A través de ella pueden suscribirse, enviar sugerencias, notas, colaboraciones
y (ojalá que no) cancelar la suscripción:
http://takiancay.org.ar/takiancay/Contenido/infodat.htm
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
Este Boletín está editado por miembros de la Fundación Takian Cay. Cualquier comunicación puede
hacerse a:
FUNDACIÓN TAKIAN CAY – Félix Aguilar 1557 «A» – (X5000BCM) Córdoba – Argentina
TELÉFONO Y FAX: +54 (0) 351 489 5580
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =
9

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *